El Gobierno mexicano crea un nuevo sistema para buscar a los más de 37.000 desaparecidos

México frena la comisión de la verdad del caso Ayotzinapa
REUTERS / HENRY ROMERO - Archivo
Publicado 10/10/2018 12:34:09CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 10 Oct. (Notimérica) -

   Este martes se ha presentado el nuevo Sistema Nacional de Búsqueda de Personas (SNBP) en México para poder encontrar a 37.485 personas que fueron retenidas sin dejar ningún rastro. Este nuevo método se desliga de la Ley General en materia de Desaparición Forzada de Personas que fue aprobada en la Cámara de Diputados en agosto del año pasado.

   Solo seis estados de los 32 del país han creado sus comisiones locales de búsqueda y 11 no han puesto en operación las unidades estatales de atención a víctimas, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos. El próximo subsecretario de Derechos Humanos en el Gobierno de Andrés López Obrador, Alejandro Encinas, ha reconocido que "nosotros vamos a tener que reinstalar todo el sistema a partir del 1 de diciembre porque en 50 días no van a cumplir todo lo que está en la Ley".

   Ha añadido, también, que "después de meses y meses de vigencia de la ley, a 50 días de que se vaya este Gobierno, quieren hacer un acto de simulación, como que están haciendo cosas para atender el problema de las desapariciones" pero aclara que con esa medida "no se resuelve el problema de fondo, no se han definido los protocolos nacionales ni los acuerdos con los Estados ni los recursos para hacerlo".

   DATOS

   Según el diario español 'El País', el antiguo Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas tenía problemas técnicos como duplicar casos, tener datos incompletos o denuncias que no eran encontradas. La nueva base de datos pretende sustituir eventualmente al viejo sistema y unificar la identidad digital de los desaparecidos con nombres, fechas de nacimiento y las claves de población.

   El objetivo es pasar de la mera contabilidad de las desapariciones a la creación y recopilación de herramientas que permitan encontrarlos. Esas herramientas surgen de los registros forenses estatales y de los datos recabados por las autoridades electorales, que en México incluyen las huellas dactilares de, prácticamente, toda la ciudadanía que tiene más de 18 años.

   Con este cruce de datos esperan poner cara a los miles de expedientes. Según fuentes oficiales, de los más de 37.000 desaparecidos, 26.000 son personas sin identificar de manera digital y de estos 16.000 solo cuentan con un registro de fotografías y huellas dactilares. Además, de entre todas las denuncias, tan solo han podido identificar a 340 desaparecidos. "Es la primera vez que esta cifra de identificaciones se logra a nivel federal, en el país no había un registro de coincidencias", ha informado el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete.

   CASOS

   De los sucesos más polémicos que dieron la vuelta al mundo, están la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa ocurrida en Guerrero en septiembre de 2014, los tres estudiantes secuestrados y disueltos en ácido seis meses después en Jalisco y el caso Heavens: 13 jóvenes que secuestraron y asesinaron en pleno eje financiero y urbano de la capital mexicana en 2013 cuyos cuerpos fueron encontrados tres meses después mutilados en una fosa común de un bosque.

   Una medida que llega 53 días antes de que el presidente del país abandone su cargo y en medio de una ola de violencia que se ha extendido por todo el país agudizándose desde que comenzó la guerra contra el narcotráfico en 2006.

Contador