Actualizado 01/06/2015 23:54 CET

El Gobierno de México desata la polémica al suspender evaluaciones a profesores

Maestros mexicanos en protesta por la reforma educativa
Foto: REUTERS

MÉXICO DF, 1 Jun. (Reuters/Notimérica) -  

   El Gobierno del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha recibido este lunes una gran cantidad de críticas tras suspender las evaluaciones a profesores, uno de los pilares de una reforma educativa, después de que varios grupos de docentes hayan presionado para conseguir la cancelación definitiva de las pruebas.

   La reforma, promulgada en febrero del 2013 y parte de una serie de profundas iniciativas con las que el Gobierno apunta a impulsar el desarrollo del país y el crecimiento económico, tiene como finalidad elevar la calidad y el alcance de la educación en un país con grandes retrasos en la materia.

   Al anunciar el viernes la suspensión indefinida de evaluaciones a maestros, la Secretaría de Educación Pública (SEP) argumentó en un escueto comunicado que había "nuevos elementos a considerar en el proceso de evaluación para el ingreso, promoción y permanencia en Educación Básica y Media Superior"

   La decisión fue severamente criticada por organizaciones educativas, académicas y líderes de partidos políticos, incluyendo el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), encargado de realizar los exámenes.

   "La medida anunciada es una invasión a la competencia del INEE y vulnera su autonomía constitucional", ha señalado en un comunicado el instituto, que pedía revertir la decisión.

   Un portavoz de la SEP ha confirmado a Reuters que la autoridad educativa no tenía planeado hasta el momento ampliar la información sobre las razones para suspender las evaluaciones.

   Una de las piedras angulares de la reforma, que incluyó cambios a varios artículos de la Constitución, fue la creación del sistema del servicio profesional docente, que establece los términos para el ingreso, promoción y permanencia de los maestros en sus puestos.

   El sistema, por el que comenzaron a evaluarse a los maestros, enfrenta a radicales sindicatos de trabajadores de la educación, que controlan la distribución de plazas y cargos en varias regiones, incluyendo la venta de puestos docentes, además de otros grupos opositores.

   "Con esta acción, las autoridades evidencian su debilidad para hacer cumplir el estado de derecho en una materia fundamental para el desarrollo y bienestar de sus ciudadanos como lo es la educación", ha indicado en un documento un grupo de reconocidas organizaciones divulgado por el centro de análisis México Evalúa.

   En tanto, unos 2.000 maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que se oponen a la reforma, han realizado una marcha en la Ciudad de México este lunes pidiendo que se cancelara definitivamente la evaluación a los maestros.

   En el estado de Oaxaca, sur de México, donde hay más oposición a la reforma, miembros de la agrupación incendiaron oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE) y quemaron papelería. La CNTE ha indicado además que está evaluando realizar un boicot a los comicios federales del próximo domingo.

   A finales de marzo, el secretario de Educación, Emilio Chuayffet, señaló que un 62 por ciento de 183.000 maestros de escuelas públicas evaluados en el marco de la reforma educativa no superó la prueba, y reconoció que el Gobierno no tenía aún un plan claro sobre cómo capacitarlos.