Publicado 20/04/2021 12:32CET

El Gobierno de Pakistán libera al líder del TLP y llevará al Parlamento la posible expulsión del embajador de Francia

Manifestantes del grupo islamista paquistaní Tehrik i Labaik Pakistán (TLP) que exigen la expulsión del embajador francés por las carucaturas de Mahoma
Manifestantes del grupo islamista paquistaní Tehrik i Labaik Pakistán (TLP) que exigen la expulsión del embajador francés por las carucaturas de Mahoma - RANA SAJID HUSSAIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Pakistán ha anunciado este martes la liberación del líder del partido islamista radical Tehrik-i-Labaik Pakistan (TLP) y ha destacado que el Parlamento debatirá durante la jornada la posible expulsión del embajador de Francia, tras los disturbios protagonizados por seguidores del grupo para exigir esta medida por las caricaturas de Mahoma publicadas el año pasado.

El ministro del Interior paquistaní, Rashid Ahmed, ha desvelado a través de su cuenta en la red social Twitter que la resolución será presentada ante la Asamblea Nacional y ha confirmado que es parte de un acuerdo alcanzado en las conversaciones con el TLP para rebajar las tensiones en el país.

Así, ha desvelado que se retirarán los cargos contra los manifestantes detenidos y ha añadido que el TLP ha acordado desconvocar las protestas, si bien ha añadido que "las conversaciones con el partido continuarán", según ha recogido el diario paquistaní 'Dawn'.

El anuncio ha llegado horas después de la liberación del líder del partido, Saad Husain Rizvi, y un día después de que el Parlamento aplazara sus sesiones hasta el miércoles. En este sentido, el opositor Partido del Pueblo de Pakistán (PPP) ha destacado que no participará debido a que varios de sus parlamentarios "no están presentes en Islamabad".

En este sentido, el líder del PPP, Bilawal Bhutto-Zardari, ha acusado a través de su cuenta en la red social Twitter al primer ministro, Imran Jan de "querer ocultarse detrás" del Parlamento y ha denunciado que el acuerdo con el TLP "no ha sido llevado ante el organismo".

"El Gobierno actuó en las calles, luego prohibió (el TLP), murió gente, más de 500 policías resultaron heridos, cerró Internet y el primer ministro no habló ante el Parlamento ni buscó su confianza. Ahora (...) quiere esconderse detrás del Parlamento. Es tu problema, soluciónalo o vete a casa", ha subrayado.

El propio Jan afirmó el lunes que comparte el objetivo de atacar la blasfemia con TLP. "Parece como si un partido amara más al Profeta que los demás paquistaníes. Os aseguro que el propósito del TLP, el motivo por el que están sacando a la gente a la calle, es también mi propósito y el de todo mi Gobierno (...) Solo son diferentes nuestros métodos", dijo.

Incluso advirtió de que si se rompen relaciones con Francia, "no tendrá ningún efecto en Francia, pero sí en Pakistán" en el ámbito económico. "Si enviamos de vuelta al embajador francés y rompemos relaciones, romperemos también relaciones con la Unión Europea (...) así que quien perdería seríamos nosotros, no Francia", argumentó.

Las protestas y los disturbios en Pakistán estallaron tras el arresto del líder del TLP después de que convocara a sus seguidores a una marcha si el Gobierno no cumplía con la fecha límite del 20 de abril para la prohibición de importaciones desde Francia y la expulsión del embajador francés a causa de las caricaturas de Mahoma publicadas el año pasado por una revista satírica.

Los seguidores y miembros del TLP han reclamado al Gobierno que expulse al embajador francés, que libere a Rizvi, que retire la ilegalización del partido y que libere a todos los detenidos en el marco de las protestas.

El TLP estuvo en 2018 detrás de las protestas en el país contra la revocación de la condena a muerte contra Asia Bibi, una mujer cristiana sentenciada por blasfemia, que fue finalmente absuelta y se trasladó a Canadá, que le concedió asilo.

Bibi fue condenada en 2010 por blasfemia después de que sus vecinos aseguraran que había hecho comentarios denigrantes sobre el Islam después de pedirle que no bebiera agua de su vaso por no ser musulmana. Ella es protestante e insiste en que no cometió blasfemia alguna.

Contador