Publicado 15/12/2020 18:38CET

El Gobierno de Pakistán rechaza el ultimátum de una coalición opositora para que dimita antes del 31 de enero

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan
El primer ministro de Pakistán, Imran Jan - Zulaikha Zainuzman/BERNAMA/dpa - Archivo

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Pakistán ha rechazado este martes el ultimátum formulado el lunes por el Movimiento Democrático de Pakistán (MDP), que aglutina a once formaciones de todo el espectro político del país, para que el primer ministro, Imran Jan, presente su dimisión antes del 31 de enero.

El presidente del MDP, el maulana Fazlur Rehman, desveló que los diputados de los partidos integrados en el MDP tanto a nivel federal como regional dimitirán en masa con fecha 31 de diciembre y adelantó que, si Jan no dimite antes de la citada fecha, se convocará una marcha hacia la capital, Islamabad, para exigir su salida del cargo.

En respuesta, el ministro de Exteriores paquistaní, Shah Mahmud Qureshi, ha acusado al MDP, integrado por once partidos, de "priorizar su agenda personal sobre la agenda nacional". "Rechazamos su ultimátum. Dicen que el primer ministro debe dimitir antes del 31 de enero. Decimos categóricamente que el primer ministro no dimitirá", ha recalcado.

"Dicen que las asambleas deben ser disueltas. El primer ministro lo ha dicho y lo repito. Las asambleas no se disolverán. El ultimátum es rechazado", ha manifestado, antes de argüir que esto no es una muestra de "cabezonería" de las autoridades y mostrarse abierto a un diálogo.

"Somos gente política y tenemos una mente abierta", ha señalado, si bien ha manifestado que las condiciones impuestas por el MDP para iniciar un diálogo son "inaceptables" tanto para él como para el PTI y el Gobierno debido a la exigencia de que las asambleas sean disueltas y se convoquen elecciones.

"¿Por qué hablaría alguien contigo si quieres conversaciones condicionadas? Esto no es aceptable para nosotros. Los ultimátums y las amenazas no van a funcionar", ha señalado el ministro de Exteriores paquistaní.

Asimismo, ha incidido en que Jan fue elegido "por el mandato de la gente" tras su victoria en las elecciones de 2018 y que las exigencias sobre su dimisión son "antidemocráticas e inconstitucionales".

De esta forma, ha recordado que el primer ministro "cuenta con un mandato" y se ha preguntado si "debe dimitir porque es deseo (de la oposición)". Así, ha manifestado que "en 2008, el Partido del Pueblo Pakistaní (PPP) completó su mandato de cinco años" tras la elección de Yusaf Raza Gilani y que "en 2013, la Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz (PML-N) fue elegida y completó su mandato de cinco años".

En dicha ocasión, Nawaz Sharif se hizo con la victoria en las urnas, si bien fue apartado del cargo por el Supremo en julio de 2017 por no revelar parte de un salario percibido de una empresa de su hijo y posteriormente fue condenado en otros dos casos por corrupción, si bien fue sucedido por Jaqan Abbasi, de la PML-N hasta las elecciones de 2018.

"En las elecciones de 2018 fue elegido el Pakistan Tehrik Insaf (de Jan), ¿por qué no debe completar su mandato?", se ha preguntado Qureshi, quien ha agregado que la demanda para que el primer ministro dimita es "inmoral".

APUNTA A DIVISIONES EN EL MDP

Por otra parte, Qureshi ha apuntado a la existencia de supuestas divisiones en el seno del MDP en lo relativo a las futuras divisiones y la convocatoria de movilizaciones a nivel nacional, según ha informado el diario paquistaní 'Dawn'.

En este sentido, ha apuntado que "si se es serio sobre las dimisiones, el 31 de diciembre deben llegar al presidente (del Parlamento) y no a las cúpulas de las partidos". "Entregar dimisiones a las cúpulas es simplemente un espectáculo", ha argumentado.

Qureshi ha sostenido además que la manifestación convocada el domingo por el PDM en la ciudad de Lahore fue "un fracaso" porque no logró una gran movilización. "Si su manifestación tuviera algún tipo de poder, la Bolsa estaría hundiéndose, y no al alza", ha puntualizado.

En esta misma línea, ha anticipado que el PDM "tendrá una vida corta" debido a que es "antinatural", antes de referirse a la disputa por el poder entre la vicepresidenta de la PML-N, Maryam Nawaz --hija del ex primer ministro Nawaz Sharif--, y el líder del PPP, Bilawal-Zardari-Bhutto --hijo del expresidente Asif Alí Zardari y la ex primera ministra Benazir Bhutto, asesinada en 2007--.

"Por una parte, Maryam está haciendo esfuerzos para reemplazar a Shehbaz (Sharif, actual líder de la PML-N y hermano de Nawaz Sharif). Por otra, Bilwal está intentando demostrar que es él quien toma las decisiones, y no Zardari. No serán capaces de tolerarse", ha remachado.

El MDP es un nuevo ejemplo de una iniciativa tradicional en la política paquistaní: la formación de un colectivo de partidos de todo el abanico ideológico con el objetivo de derribar al Gobierno, como ocurrió con la Alianza Nacional de Pakistán de 1977, el Movimiento para la Restauración de la Democracia de 1983, la Alianza para la Restauración de la Democracia de 2002 o el Movimiento Democrático de Todos los Partidos, este último creado en 2007 para expulsar del poder al general Pervez Musharraf.