El Gobierno de Peña Nieto es acusado de espiar a la mujer del periodista Javier Valdez tras su asesinato

Mexican President Enrique Pena Nieto arrives ahead of the G20 leaders summit in
REUTERS / MARTIN ACOSTA - Archivo
Publicado 21/03/2019 19:34:13CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 21 Mar. (Notimérica) -

   El Gobierno del expresidente Peña Nieto ha sido acusado de espiar a la mujer del periodista Javier Valdez, Griselda Triana, tras su asesinato en 2017, como parte del caso 'Pegasus'.

   Triana habría recibido solo diez días después de la muerte de Valdez a manos de pistoleros dos mensajes enlazados al 'malware' Pegasus para tener acceso a todos los archivos y aplicaciones del teléfono.

   "Yo estaba el shock y no les di importancia. Pero a finales del año pasado, cuando se supo que dos compañeros de Javier en [la revista] Rio Doce habían recibido mensajes infectados por Pegasus, recordé que a mí me habían llegado también", ha denunciado la mujer.

   Asimismo, Triana se ha preguntado: "¿Qué razones había para espiarme? ¿Pensaban que yo tenía información sobre el crimen de Javier? No creo, pues su crimen sigue impune, pese a los avances. No tengo nada que esconder".

   La causa está siendo investigada por la Fiscalía General de la República desde que se denunciaran los primeros casos de espionaje en 2017, a día de hoy habría unas 25 personas afectadas.

   El único comprador conocido en el Gobierno del 'malwere' Pegasus, vendido por una empresa israelí a las Administraciones como una herramienta de lucha antiterrorista, son los propios funcionarios de la Fiscalía, que habrían puesto en marcha el proceso, elegido los objetivos e intentado espiarlos.

   "Los intentos de instalarles Pegasus se hicieron cuando ya eran públicos casos de abuso con el 'malware', lo que lo hace doblemente grave. Queda claro que al Gobierno anterior le importaban muy poco las denuncias. Lo mismo que a la empresa israelí", ha afirmado el responsable de la Red en Defensa de los Derechos Digitales, Luis Fernando García.