El Gobierno y el presidente de la Cámara Baja buscan acercar posturas sobre la reforma de las pensiones

Bandera de Brasil
PXHERE - Archivo
Actualizado 29/03/2019 9:00:45 CET

   BRASILIA, 28 Mar. (Reuters/EP) -

   El presidente de Brasil, el ministro de Economía y el jefe de la Cámara baja han intentado este jueves acercar posiciones públicamente, en un intento por poner fin a sus recriminaciones mutuas para lograr la aprobación de una polémica reforma del sistema de pensiones.

   Su promesa de enterrar la disputa ayudó a los mercados de Brasil a repuntar, un día después de que sufrieron un acentuado declive ante el temor de que las disputas fueran a hundir una de las iniciativas clave de la agenda económica del Gobierno.

   Jair Bolsonaro, electo tras una campaña de lucha contra el delito y recuperación de la economía, ha quedado inmerso en una serie de peleas y cruzadas en redes sociales que afectan sus niveles de aprobación en las encuestas y han llevado a los inversores a cuestionar su capacidad de concretar las reformas.

   El índice referencial Bovespa de Brasil saltó 2,7 por ciento ante las señales de acercamiento, mientras que el real se afirmó un 1,1 por ciento, en ambos casos borrando parte de las pérdidas del miércoles.

   El ministro de Economía, Paulo Guedes, que el miércoles dijo que renunciaría si no había respaldo a su propuesta para el nuevo sistema de pensiones, ha sostenido durante la jornada que el "ruido" en torno al proyecto de reforma disminuiría.

   En declaraciones a periodistas junto al presidente de la Cámara baja, Rodrigo Maia, ha subrayado que cuenta con el apoyo total del propio Maia y de Bolsonaro para conseguir que la reforma de pensiones sea aprobada por el Congreso.

   Por su parte, Maia ha dicho que su objetivo es encarrilar el proceso de reforma e intentó desestimar una amarga disputa con Bolsonaro, que el miércoles apuntó que el presidente de la Cámara baja estaba "afectado por asuntos personales".

   Las declaraciones de Bolsonaro, que este mismo jueves ha sostenido que "no tiene problemas" con Maia, fueron consideradas una referencia a los problemas con el padrastro de la esposa del presidente de la Cámara Baja, un exministro acusado de corrupción.

Contador

Para leer más