Publicado 19/05/2021 11:29CET

El Gobierno sirio pide a la población en el extranjero votar en las presidenciales para "construir la nueva Siria"

Archivo - El presidente sirio, Bashar al Assad.
Archivo - El presidente sirio, Bashar al Assad. - -/SANA/dpa - Archivo

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Siria ha hecho este miércoles un llamamiento a sus ciudadanos en el extranjero para que voten en las próximas presidenciales para "contribuir a construir la nueva Siria", en un proceso en el que el mandatario, Bashar al Assad, figura como favorito ante la eliminación de las candidaturas opositoras.

El Ministerio de Exteriores sirio ha pedido a los sirios en el extranjero que voten este jueves, cuando se celebrará la votación fuera de Siria, y ha sostenido que su participación implicaría "la confirmación del compromiso con la independencia de las decisiones nacionales".

Así, ha argumentado que "evitaría todos los intentos de imponer una custodia sobre los sirios" y ha sostenido que "las embajadas son la patria y su personal les da la bienvenida para que cumplan este deber nacional y participen junto a los sirios dentro de la patria", según ha informado la agencia estatal siria de noticias, SANA.

El Tribunal Constitucional de Siria anunció el 10 de mayo que validaba únicamente tres candidaturas, incluida la de Al Assad, de cara a las presidenciales del 26 de mayo. Así, la criba ha dejado fuera a otras 48 personas que presentaron su candidatura a la Presidencia del país asiático.

El presidente del Constitucional, Mohamad Yihad al Laham, indicó que junto a la candidatura de Al Assad han sido aceptadas la de Abdulá Salum Abdulá y la de Mahmud Ahmad Marai, dos figuras políticas poco conocidas que no amenazan con poner fin al mandato del presidente.

El número de candidaturas ha sido rebajado a causa de los filtros que contempla la legislación, incluido uno sobre apoyos en el seno del Parlamento, controlado por el Baaz de Al Assad. Así, cada candidato necesitaba recibir el apoyo de al menos 35 de los 250 parlamentarios, cada uno de los cuales puede dar su apoyo a un único candidato.

Además, la ley fija que los candidatos tienen que haber vivido en el país durante la última década, en la que Siria se ha visto sumido en una guerra que estalló en 2011 a raíz de la represión de las protestas prodemocráticas en el marco de la llamada 'Primavera Árabe', lo que elimina a todas las figuras opositoras que se encuentran en el exilio.

Al Assad, que lleva en el poder desde el año 2000, opta de nuevo a la reelección en un país que hace frente además a una grave crisis económica, recrudecida por la guerra y el impacto de las sanciones impuestas a causa del conflicto, entre ellas la conocida como Ley César, activada por Estados Unidos el año pasado, así como por la profunda crisis económica en la que está sumido Líbano.