Publicado 08/05/2020 15:38:29 +02:00CET

El Gobierno de unidad de Libia intensifica su ofensiva contra las fuerzas de Haftar en una base al suroeste de Trípoli

Libia.- El Gobierno de unidad intensifica su ofensiva contra las fuerzas de Haft
Libia.- El Gobierno de unidad intensifica su ofensiva contra las fuerzas de Haft - Amru Salahuddien/dpa - Archivo

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Las tropas del Gobierno de unidad de Libia han intensificado este viernes su ofensiva contra la base aérea de Al Uatiya, controlada por Jalifa Haftar, quien encabeza a las fuerzas asentadas en el este del país, en medio del incremento de los enfrentamientos en las últimas semanas.

El portavoz de las fuerzas del Gobierno de unidad, Mohamed Gununu, ha indicado que los bombardeos de la Fuerza Aérea contra la base, situada al suroeste de la capital, Trípoli, se han saldado con la muerte de al menos 15 sospechosos, según ha recogido el portal libio de noticias Al Wasat.

El Gobierno encabezado por Fayez Serraj ha publicado durante la jornada un comunicado destacando las "batallas heroicas" de sus fuerzas "en muchas áreas y ejes" para "liberar los territorios libios de los agresores, especialmente en los alrededores de la base de Al Uatiya.

En este sentido, ha indicado que la ofensiva se debe a que esta base "es fuente de ataques contra civiles y uno de los focos de milicias y terroristas mercenarios", según un comunicado publicado por el Gobierno de unidad en su página en la red social Facebook.

El Ejecutivo reconocido internacionalmente ha indicado que sus ataques "no están dirigidos contra civiles" y ha agregado que "el objetivo es que los ciudadanos de todas las regiones vivan en paz y seguridad y sin amenazas".

"Nuestra guerra está confinada contra los agresores y sus mercenarios para poner fin al proyecto autoritario y golpista que intenta frustrar las esperanzas y aspiraciones de los libios para establecer un Estado civil y democrático", ha remachado.

El Gobierno de unidad hizo el martes un llamamiento al reinicio de un diálogo auspiciado por Naciones Unidas para poner fin al conflicto y Serraj destacó que está abierto a cualquier iniciativa política destinada a lograr la paz y evitar la imposición de un 'statu quo' a través de la fuerza de las armas.

El Ejecutivo apoyado por la ONU, que ha rechazado el "golpe" de Haftar en el este del país, se ha negado ya a mantener conversaciones de paz con el mariscal de campo debido a que no estaba respetando los acuerdos alcanzados y a que se negaba a mantener un proceso serio.

El conflicto en Libia se recrudeció en abril de 2019, cuando las fuerzas lideradas por Haftar lanzaron una ofensiva para hacerse con Trípoli, sede del Gobierno de unidad, creado a raíz del Acuerdo Político y que cuenta en estos momentos con el apoyo de Naciones Unidas.

El inicio de las operaciones militares encabezadas por Haftar llegó tras varios años de intentos infructuosos de lograr una solución política a la fragmentación en diversas administraciones tras la captura y ejecución de Muamar Gadafi en octubre de 2011.

La duplicidad institucional se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

Contador