Publicado 22/07/2020 19:27CET

El Gobierno de unidad de Libia tilda de "declaración de guerra" la decisión de Parlamento egipcio sobre una intervención

Libia.- El Gobierno de unidad tilda de "declaración de guerra" la decisión del P
Libia.- El Gobierno de unidad tilda de "declaración de guerra" la decisión del P - Cia Pak/UN General Assembly/dpa - Archivo

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior del Gobierno de unidad de Libia, Fazi Bashaga, ha afirmado que la decisión del Parlamento de Egipto de autorizar una posible intervención militar en el país en apoyo a las autoridades orientales supone "una declaración de guerra".

"Consideramos a cualquier fuerza extranjera en el interior de nuestras fronteras como hostiles y declaramos que no dudaremos a la hora de defender la soberanía, seguridad y libertad de nuestra nación", ha señalado, según ha informado el diario 'The Libya Observer'.

Las palabras de Bashaga han llegado después de que el Parlamento con sede en la capital, Trípoli, rechazara la decisión del Parlamento egipcio y destacara que Libia no supone una amenaza para la seguridad del país vecino.

"La decisión del Parlamento egipcio es una amenaza directa del uso de la fuerza militar contra Libia y su seguridad nacional, en violación del Derecho Internacional", denunció el vicepresidente del organismo, Jalal Shuaidi.

La Cámara de Representantes libia pidió además al Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente, que se prepare para "responder" a los movimientos de El Cairo "tanto políticamente como en la práctica" en caso de que Egipto inicie una intervención militar.

El Parlamento de Egipto dio el lunes autorización a Al Sisi para iniciar una intervención militar en Libia en apoyo a las autoridades asentadas en el este del país, enfrentadas al Gobierno de unidad, tras los recientes varapalos sufridos por el mariscal de campo Jalifa Haftar.

La decisión llegó después de que el propio presidente egipcio amenazara con esta posibilidad y de que el Parlamento asentado en el este de Libia pidiera una intervención militar directa por parte de El Cairo ante los avances del Gobierno de unidad, respaldado por Turquía.

Haftar, que cuenta con el respaldo de Egipto, Rusia y Emiratos Árabes Unidos (EAU), lanzó en abril de 2019 una operación para hacerse con el control de Trípoli.

Tras el avance inicial, el conflicto quedó estancado hasta que Turquía decidió intervenir del lado del Gobierno libio, revirtiendo la situación y expulsando a las fuerzas de Haftar. La batalla está ahora en torno a la ciudad de Sirte, ciudad natal del difunto Muamar Gadafi.

La duplicidad institucional en Libia se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.