Publicado 08/09/2015 19:41CET

El Gobierno de Uruguay promete solucionar el caso de las cinco familias sirias

   MONTEVIDEO, 8 Sep. (Notimérica) -

   Las cinco familias sirias, que en días anteriores denunciaron que el Gobierno de Uruguay había incumplido las promesas que les habían hecho al llegar al país latinoamericano, insisten en irse al Libano.

   Los líderes de estas familias sostienen que no han tenido las oportunidades que les prometieron y que en Uruguay no tienen futuro alguno. "No queremos Brasil, no queremos Estados Unidos, queremos Líbano", aseguró el portavoz de esas familias, Maher Aldees al diario 'El Observador'.

   Aldees se ha reunido este lunes con el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, al que le ha transmitido su deseo, y el del resto de sirios, de que les dejen volver al Libano.

   Roballo se ha comprometido a darles una solución en 48 horas, a lo que los refugiados contestaron que, mientras tanto, seguirían acampados en la Plaza Independencia.

   Los refugiados han asegurado que no tienen ningún problema con los uruguayos, ni con el país, pero que el Gobierno les mintió, y vivir en el campo de refugiados del Líbano era mejor que quedarse.

EL GOBIERNO BUSCA UNA SALIDA AL PROBLEMA.

   Mientras tanto, fuentes gubernamentales han asegurado a 'El Observador' que en este caso, a los refugiados, al ser extranjeros, no se les puede expedir un pasaporte.

   Además, estas mismas fuentes se han exculpado añadiendo que no depende de ellos que otro país acepte acogerlos, con lo cual, los refugiados se encuentran en un punto muerto.