El Gobierno venezolano defiende la ley de costos para reducir la inflación

Actualizado 29/11/2011 0:25:53 CET

CARACAS, 28 Nov. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Venezuela ha defendido la nueva ley de costos en un intento por combatir la inflación en el país, una de las mayores del mundo, aunque los expertos criticaron que solo provocará más distorsiones en la economía.

La Ley de Precios y Costos Justos, que regulará los principales bienes y servicios consumidos en el país con la fijación de precios, pretende acabar con los altos niveles de inflación, cuya tasa se situó en el acumulado hasta octubre en el 22,7 por ciento y podría acabar en el 27 a finales de año.

El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, explicó que "la Ley de Costos es una herramienta que apunta al acaparamiento y apunta hacia la especulación, pero también se la debe complementar con producción e importaciones buenas".

"Lo ideal, y ojalá lo encontremos, es producir todo lo que consumimos", indicó Merentes este lunes en una entrevista en la televisión estatal.

Con la aprobación de la nueva ley, se han producido los primeros incidentes cuando las autoridades, con el apoyo de las fuerzas de seguridad, han comenzado a realizar controles en algunas productoras de alimentos, incautando leche o harina de maíz, vitales en la alimentación de los venezolanos.

Una de las empresas afectadas por las incautaciones ha sido la italiana Parmalat, propiedad de la francesa Lactalis. El presidente venezolano, Hugo Chávez, denunció que esta empresa estaba acaparando leche. "Señores de Parmalat nosotros no somos estúpidos", dijo en referencia a un comunicado de la firma en el que responsabilizó al Estado venezolano del incidente.

El mandatario pidió al vicepresidente, Elías Jaua, que realice un informe sobre la situación de la empresa italiana y de "otros especuladores", para seguir con la "batalla contra el capitalismo".