Publicado 21/11/2021 16:04CET

El Gobierno de Yemen dice que la toma de Marib por parte de los huthis acabaría con la posibilidad de un acuerdo de paz

Archivo - El presidente de Yemen reconocido internacionalmente, Abdo Rabbu Mansur Hadi
Archivo - El presidente de Yemen reconocido internacionalmente, Abdo Rabbu Mansur Hadi - Michael Hanschke/dpa - Archivo

Resalta que "crearía una horrible situación humanitaria" y afectaría a la situación en la región

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Yemen reconocido internacionalmente ha alertado este domingo de los riesgos de una caída de la provincia de Marib en manos de los huthis y ha resaltado que ello derivaría en un ahondamiento de la crisis humanitaria y un carpetazo a la posibilidad de lograr un acuerdo político al conflicto.

"Las repercusiones de la caída de Marib no sólo crearán una horrible situación humanitaria, sino que marcarán el fin del proceso político y de paz en Yemen y de los esfuerzos para restaurar la seguridad y la estabilidad", ha dicho el ministro de Exteriores yemení, Ahmad Auad bin Mubarak.

Así, ha resaltado durante la conferencia de seguridad en la capital de Bahréin, Manama, que "el caos prevalecerá y habrá más violencia, más disenso interno y más oleadas migratorias" que afectarán a Yemen y "al resto de la región".

Bin Mubarak ha recalcado que Marib, escenario de una ofensiva por parte de los huthis desde febrero que se ha recrudecido durante las últimas semanas, acoge a decenas de miles de personas que han huido de los combates en otros puntos del país.

"Marib es la presa impenetrable de Yemen y la nación árabe y se ha convertido en una de las prioridades estratégicas del régimen iraní y sus herramientas en la región", ha manifestado el ministro, en referencia a los rebeldes.

Bin Mubarak ha hecho hincapié en que "Yemen es uno de los pilares de la estrategia expansionista en la región" y ha alertado de que "el peligro se ha ampliado y su alcance se ha expandido", tal y como ha recogido la agencia yemení de noticias SABA.

"El fracaso del proyecto iraní en Yemen garantizará su fracaso en toda la región y su éxito llevará el proyecto a una nueva fase de conflicto y a otro ciclo de violencia y caos", ha dicho, antes de incidir en que "no hay alternativa a la paz y el fin de la guerra en Yemen a través de un acuerdo "justo" que aborde las causas del conflicto.

"No podrá haber un acuerdo de paz exitoso en Yemen sin un acuerdo entre los yemeníes para resolver sus problemas en línea con una conferencia nacional de diálogo y un reparto equitativo del poder y la riqueza", ha señalado, antes de lamentar la negativa de los huthis a abordar un acuerdo de paz.

Marib es el epicentro del conflicto en el país después de que los huthis lanzaran una ofensiva contra ella en febrero. La provincia, con importantes reservas de petróleo, es además el único bastión en el norte del país del Ejecutivo reconocido.

La guerra en Yemen enfrenta al Gobierno encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por una coalición internacional liderada por Arabia Saudí, y a los huthis, respaldados por Irán.

Los rebeldes controlan la capital, Saná, y otras zonas del norte y el oeste del país. El conflicto ha sufrido un recrudecimiento en varios frentes durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial.

Contador