Publicado 27/01/2021 07:30CET

Grecia.- HRW denuncia falta de transparencia de Grecia por la contaminación por plomo en los campamentos de migrantes

Un niño frente a la Policía de Grecia durante una protesta de migrantes que piden su reubicación después de que varios incendios destruyeran el campamento de Moria, en la isla de Lesbos
Un niño frente a la Policía de Grecia durante una protesta de migrantes que piden su reubicación después de que varios incendios destruyeran el campamento de Moria, en la isla de Lesbos - Socrates Baltagiannis/dpa - Archivo

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Grecia "debería divulgar los resultados de las pruebas" sobre la contaminación por plomo en un campamento de migrantes en la isla de Lesbos para "proteger a los residentes y los trabajadores", ha pedido este miércoles la ONG Human Rights Watch (HRW).

En este sentido, el Gobierno "tiene que indicar que tomará las medidas necesarias para evaluar y mitigar adecuadamente el riesgo" de la contaminación por plomo, incluidas pruebas y medidas integrales para sacar a las personas de las áreas que podrían estar contaminadas del campo, ha demandado la ONG a través de un comunicado.

A pesar de que las autoridades confirmaron el 23 de enero la presencia de niveles peligrosos de plomo en el suelo en la zona administrativa del campamento de Lesbos, HRW denuncia que no se han detallado los lugares donde se recolectaron las pruebas ni los resultados "reales" de las mismas.

Esto indica que "el gobierno griego construyó a sabiendas un campo de migrantes en un campo de tiro y luego hizo la vista gorda ante los posibles riesgos para la salud de los residentes y trabajadores allí", ha lamentado la investigadora principal de crisis y conflictos de HRW, Belkis Wille.

Las autoridades griegas construyeron el campo de Mavrovouni --también conocido como nuevo Kara Tepe--, que alberga a 6.500 personas, en un campo de tiro militar reutilizado. En diciembre, HRW publicó un informe en el que se documentaba que miles de solicitantes de asilo, trabajadores humanitarios y empleados de las Naciones Unidas, Grecia y la UE estaban en riesgo de intoxicación por plomo.

Un mes después, el Gobierno confirmó que una de las 12 muestras tomadas en el campo "excedían el límite aceptable", aunque no han dado más detalles, por lo que HRW les demanda que amplíen la información y doten al proceso de transparencia.

Tras publicar los resultados de las pruebas, el Gobierno emitió una serie de recomendaciones para mitigar el riesgo, como agregar nueva tierra, pero la ONG critica que, sin saber el procedimiento de investigación seguido, no se puede establecer la idoneidad de las medidas.

"Las autoridades griegas deben dar a conocer de inmediato los resultados y el plan de pruebas al público y tomar medidas para mitigar el riesgo para la salud de los residentes y trabajadores del campamento", ha instado Human Rights Watch.

A lo que Wille ha agregado que "Grecia y sus socios de la UE tienen el deber de asegurarse de que las personas que viven y trabajan en el campo de Mavrovouni estén seguras. Eso requiere transparencia sobre los riesgos, así como pasos urgentes para mitigarlos".