El Grupo de Contacto ofrece enviar una misión política a Venezuela para discutir opciones para resolver la crisis

Actualizado 07/05/2019 22:55:18 CET
Benín.- La UE apela al diálogo tras la exclusión de la oposición de las elecciones en Benín
Jakub Dospiva/CTK/dpa - Archivo

Mogherini admite que aún no hay voluntad de Caracas para avanzar en elecciones presidenciales anticipadas

BRUSELAS, 7 (EUROPA PRESS)

El Grupo de Contacto Internacional para Venezuela ha ofrecido este martes enviar una misión política de alto nivel a Caracas para discutir con el Gobierno de Nicolás Maduro y el autoproclamado "presidente encargado", Juan Guaidó, "para presentar y discutir opciones concretas para una solución pacífica y democrática a la crisis" en el país.

"Exploraremos en las próximas horas la posibilidad de tener esta misión a nivel político", ha explicado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, en una rueda de prensa con el ministro de Exteriores costarricense, Manuel Ventura Robles.

Mogherini ha defendido que el grupo está listo para presentar las "opciones concretas" que ha trabajado "en contactos directos" si "diferentes interlocutores en Caracas lo consideran útil".

"No es un plan de paz. Es un abanico de opciones que hemos identificado que pueden ayudar a avanzar", ha explicado, al tiempo que ha apelado a la necesidad de mantener la confidencialidad para no relevar detalles de las diferentes opciones.

Aunque "claramente es demasiado pronto para decir que hay señales de voluntad en Venezuela de ir en dirección hacia elecciones presidenciales transparentes, justas y anticipadas", la jefa de la diplomacia europea ha insistido en que "todos" los miembros del grupo, tras los acontecimientos de los últimos días, ven "evidente" que "la única manera" de salir de la crisis es a través de una solución "política, pacífica y democrática" que sea "inclusiva y respete la voluntad de la población venezolana".

El ministro de Exteriores costarricense ha defendido la oferta de enviar una misión política a Venezuela "para reunirse con las partes involucradas en el conflicto" para lograr que se puedan celebrar "lo antes posible" elecciones "creíbles" y "supervisadas internacionalmente".

Asimismo, ha explicado que "todavía no se ha decidido" quiénes formarán parte de esta misión, aclarando que "existen varias propuestas" y Mogherini lo dará a conocer "en los próximos días". "Será de alto nivel", ha remachado.

El Grupo de Contacto Internacional ha acordado "continuar su labor, sujeto a la evaluación periódica de los avances logrados" tras haberse dado un primer plazo de 90 días para lograr avances en Venezuela e intensificar los contactos con otros actores regionales e internacionales a fin de avanzar en una solución política, pacífica y democrática.

HABRÁ CONTACTOS CON EL GRUPO DE LIMA Y OTROS

En este contexto, el grupo ha acordado aceptar la invitación de los países del Grupo de Lima de mantener una reunión ministerial conjunta y mantener "contactos similares" con la comunidad de países caribeños Caricom y otros "relevantes". Mogherini ha citado expresamente a Cuba, México, Estados Unidos y Rusia, además de la Santa Sede.

"Hemos tenido contactos con Moscú y Washington en días recientes no sólo para informarles de nuestro trabajo sino para tratar de explorar convergencias", ha revelado Mogherini, que ha rechazado ninguna "intervención militar, ni de dentro ni de fuera del país para resolver la crisis".

De esta forma, ha insistido en la urgencia de hallar una solución "cuanto antes mejor, porque es verdad que no hay ganadores, pero hay muchos perdedores", que "son todos los venezolanos".

Mogherini ha confiado en que "los próximos días y semanas sean determinantes para explorar la posibilidad de implicar a los diferentes interlocutores relevantes dentro de Venezuela" para tratar de desbloquear la situación, al tiempo que ha dejado claro que "la primera prioridad" es impedir que haya más desarrollos negativos.

BOLIVIA SE DESMARCA DE LA DECLARACIÓN CONJUNTA

En la declaración pactada, de la que se ha desmarcado Bolivia, el Grupo de Contacto Internacional ha expresado su "fuerte rechazo al uso de la fuerza contra civiles", han condenado la violencia contra periodistas y ha instado a "las fuerzas de seguridad a actuar con la máxima moderación con el fin de evitar más pérdidas de vida y sufrimiento", al tiempo que han avisado de que "los responsables de la violencia indiscriminada tendrán que responder" por sus actos. Y han exigido el desmantelamiento de los grupos armados irregulares.

También ha defendido que "la Asamblea Nacional, elegida democráticamente y presidida por Juan Guaidó, debe seguir siendo el centro de la actividad política del país" y sus prerrogativas "deben respetarse", al igual que la inmunidad de sus miembros, antes de dejar claro que "responsabiliza a las autoridades pertinentes" de la seguridad e integridad del diputado Gilbert Caro, cuya desaparición forzosa ha condenado.

Asimismo, ha "condenado firmemente los procesos judiciales viciados destinados a criminalizar las protestas y las opiniones políticas" como las emprendidas contra varios diputados de la Asamblea Nacional y ha recalcado que los dirigentes políticos deben poder realizar su labor "sin intimidación ni represalias".

En esta misma línea, han insistido en que no se tome "ninguna medida" represiva, judicial o policial que perjudique la búsqueda de una salida "política, pacífica, democrática y decidida por los propios venezolanos mediante la celebración de elecciones presidenciales libres y justas lo más pronto posible".

El Grupo, en el que participan España, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Suecia, Países Bajos y Reino Unido, por parte europea, así como Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia, ha acordado volver a reunirse "a corto plazo" para abordar los progresos y discutir los próximos pasos.

Por último, ha reclamado "medidas urgentes" para crear confianza como "la liberación de los presos políticos y cambios en los respectivos poderes del Estado" para que sean "independientes".

Mogherini ha justificado la decisión del grupo --que fue constituido hace tres meses-- de continuar su trabajo por su "capacidad única de tener acceso a todos los interlocutores relevantes, dentro de Venezuela, en la región y en la escena global" y por su contribución "vital" aunque "no es suficiente" para abrir "un espacio inicial para la asistencia humanitaria en el país".

Por ello, ha reiterado que el grupo llama a intensificar urgentemente ante el deterioro humanitario sobre el terreno. De hecho, el grupo ha acordado crear un grupo de trabajo permanente en Caracas para "acompañar" la ayuda humanitaria "de la forma más eficaz posible".

Para leer más