Publicado 06/05/2020 15:40CET

Un grupo rebelde asegura haber matado a cuatro soldados en nuevos combates cerca de la capital de Sudán del Sur

Sudán del Sur.- Un grupo rebelde asegura haber matado a cuatro soldados en nuevo
Sudán del Sur.- Un grupo rebelde asegura haber matado a cuatro soldados en nuevo - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Un grupo rebelde sursudanés ha denunciado este miércoles un nuevo ataque del Ejército contra sus posiciones cerca de la capital, Yuba, y ha asegurado que los combates se han saldado con la muerte de cuatro militares, en medio del aumento de los enfrentamientos pese a los compromisos para un alto el fuego.

El portavoz del Frente Nacional de Salvación (NSF), Suba Samuel Manase, ha indicado que el Ejército atacó sus posiciones en Katigiri con apoyo del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLM-IO), que fuera el principal grupo rebelde hasta el acuerdo de paz de 2018 y la creación de un Gobierno de unidad este año.

Manase ha recalcado que las fuerzas rebeldes "respondieron en defensa propia y dispersaron al enemigo, que perdió a cuatro soldados", sin dar detalles sobre posibles bajas en el seno del NSF, según ha recogido el portal sudanés Sudan Tribune.

Asimismo, ha indicado que las tropas gubernamentales "siguen combatiendo con la intención de llegar a otras bases del NSF en el área" y ha acusado al Gobierno de intentar aprovechar el confinamiento por el coronavirus para lograr avances sobre el terreno.

El suceso ha tenido lugar después de que la Alianza de Movimientos de Oposición de Sudán del Sur (SSOMA) --una coalición rebelde en la que está integrado este grupo, liderado por Thomas Cirillo-- reiterara su compromiso con el proceso de paz mediado por la Comunidad de Sant'Egidio.

La Comunidad de Sant'Egidio ha estado mediando entre el Ejecutivo y la SSOMA desde septiembre de 2019, un proceso que derivó en enero en la firma de la Declaración de Roma, por la que se comprometían a un alto el fuego y a seguir negociando para buscar una salida al conflicto.

La semana pasada, este bloque mediador advirtió de que los combates en el estado de Ecuatoria Central amenazan el proceso y afirmó que "los recientes enfrentamientos armados suponen una violación del acuerdo de cese de hostilidades de 2017 y de la Declaración de Roma".

Por ello, pidió a las partes implicadas en el proceso "un mayor control de las fuerzas sobre el terreno para que cumplan con los acuerdos", así como "un cese inmediato de las hostilidades, más necesario aún a causa de la pandemia de coronavirus".

En respuesta, la SSOMA aplaudió el comunicado de Sant'Egidio y confirmó su "compromiso" con la Declaración de Roma". "Esperamos que el Gobierno de Sudán del Sur haga lo mismo", dijo, al tiempo que argumentó que el proceso de Roma "es la única esperanza para una paz sostenible y duradera".

De esta forma, volvió a rechazar cualquier tipo de mediación por parte de la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo (IGAD), que jugó un papel importante en el proceso de paz entre el Gobierno y el SPLM-IO, liderado por Riek Machar, quien ha vuelto a ser nombrado vicepresidente en el marco del Ejecutivo de unidad.

Sudán del Sur cuenta desde el pasado 22 de febrero con un gobierno de unidad resultado del acuerdo de paz firmado en 2018 entre el Gobierno del presidente, Salva Kiir, con buena parte de los grupos rebeldes, entre ellos el liderado por Machar. No obstante, algunos de los puntos contemplados por el acuerdo, como la reunificación de fuerzas en un único ejército, van con retraso.