Guaidó lanza una advertencia al Gobierno tras las conversaciones en Barbados: "Aquí nadie se deja joder"

Publicado 12/07/2019 20:55:45CET
El "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó
El "presidente encargado" de Venezuela, Juan GuaidóREUTERS / IVAN ALVARADO - Archivo

   MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, ha acusado este viernes al Gobierno de Nicolás Maduro de intentar "confundir" a los venezolanos y a la comunidad internacional sobre el resultado de las conversaciones de esta semana en Barbados, advirtiendo de que "aquí nadie se deja joder".

   "Andan queriendo confundirnos (...) Pero les quiero decir claramente, no intenten confundir, no sean irresponsables, aquí de lo que estamos hablando es de ponerle fin al sufrimiento de todo un país", ha dicho desde una concentración en el municipio de Boconó, estado de Trujillo.

   El líder opositor se ha referido expresamente al anuncio realizado por el gobernador de Miranda, el 'chavista' Héctor Rodríguez, --uno de los negociadores de Maduro-- sobre el supuesto acuerdo entre las partes para instalar "una mesa perenne de diálogo por la paz".

   Guaidó no ha aclarado dónde está el error, si bien el Gobierno noruego informó en un comunicado de que "se ha instalado una mesa que trabajará de manera continua y expedita, con el fin de llegar a una solución acordada y en el marco de las posibilidades que ofrece la Constitución".

   También ha acusado a Maduro y al número dos del 'chavismo', Diosdado Cabello, de hacer de "policía bueno" y "policía malo". El presidente venezolano se ha declarado "muy optimista" por el rumbo de las conversaciones, mientras que el jefe de la Asamblea Constituyente ha asegurado que no habrá elecciones presidenciales anticipadas, tal y como se especula.

   "Por ahí hay uno que dijo que aquí no iba a haber elecciones sino parlamentarias. Ese mismo dijo que yo no entraba por Maiquetía y lo hice", ha recordado Guaidó. "No sé si es que ahora entre el policía bueno y el policía malo quieren confundirnos", ha apostillado.

   Así las cosas, ha insistido en que "en todos los espacios" --Oslo y Barbados, el Grupo de Contacto Internacional y el Grupo de Lima-- "la agenda es la misma". "No solamente soñamos (con una nueva) Venezuela, es que hay un plan: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres", ha enfatizado.

   El presidente de la Asamblea Nacional ha cerrado el mitin en Boconó lanzando una advertencia al Palacio de Miraflores, haciendo una metáfora con el acoso escolar sufrido por algunos niños: "No se equivoquen (...), aquí nadie se dejar joder, ¡carajo!".

EL PROCESO DE OSLO Y BARBADOS

   Representantes de Maduro y Guaidó se reunieron en Oslo el pasado mes de mayo con la intención de reactivar el diálogo que se ha resistido hasta tres veces desde la muerte de Hugo Chávez, en 2013.

   Esta semana, han trasladado los contactos a Barbados, donde después de tres días han acordado una agenda de seis puntos, cuyo contenido se desconoce, y han decidido instalar "una mesa que trabajará de manera continua y expedita". Noruega ha indicado que los negociadores han regresado a Caracas con el propósito de "realizar consultas para poder avanzar en la negociación".

   Fuentes citadas por el diario venezolano 'El Nacional' y por la agencia de noticias Bloomberg han revelado que Maduro accedería a adelantar las elecciones presidenciales a 2020 con un Consejo Nacional Electoral (CNE) completamente renovado a cambio de que Guaidó convenciera a sus aliados internacionales de que retiraran las sanciones contra funcionarios 'chavistas'.

   También contaron que podría haber una gran novedad en estos hipotéticos comicios. Maduro no sería el candidato del PSUV y quedarían igualmente descartados el propio Cabello y el vicepresidente económico, Tareck El Aissami, para ceder el puesto al gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, de 37 años y experimentado en los gobiernos de Chávez y Maduro.

CRISIS POLÍTICA

   Los contactos buscan reanudar el diálogo para resolver una crisis política que se agravó el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

   En respuesta, Guaidó se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la "usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar "elecciones libres". Ha sido reconocido por Estados Unidos, numerosos países latinoamericanos, incluido Perú, así como varios europeos, entre ellos España.

   Entretanto, más de cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años a causa de la crisis humanitaria que sufre la nación caribeña. La ONU advierte de que, si la tendencia continúa, a final de 2019 podrían sumar más de cinco millones.

Contador

Para leer más