Guaidó rebaja el "optimismo" de Maduro incidiendo en que la vía de Oslo es solo un "mecanismo"

Publicado 09/07/2019 20:36:52CET
El líder opositor venezolano Juan Guaidó
El líder opositor venezolano Juan GuaidóREUTERS / STRINGER .

   Gobierno y oposición reciben en Caracas a Enrique Iglesias como enviado especial de la UE para Venezuela

   MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   El autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, ha insistido este martes en que la iniciativa de Oslo es solo uno de los "mecanismos" explorados para zanjar la crisis política y humanitaria en el país, rebajando así el "optimismo" declarado por el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ante el arranque de los nuevos contactos en Barbados.

   "Claro que hay avances", ha dicho preguntado por la prensa desde la Asamblea Nacional sobre la reunión del lunes en la isla caribeña, aunque sin contestar, porque rápidamente se ha referido a todas las "capacidades" que han construido los venezolanos para salir de la crisis.

   Sobre los contactos en Barbados, se ha limitado a incidir en que "es solo un mecanismo, no la solución". "No podemos cometer el error de ver un mecanismo como una solución, eso sería caer en una trampa", ha recalcado, reiterando su llamamiento a mantener "la lucha" en "todos los terrenos".

   El pasado mes de mayo, representantes del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y de Guaidó iniciaron una serie de contactos en Oslo para explorar la posibilidad de celebrar un nuevo diálogo en el que pactar una solución a la crisis política.

   Sus palabras contrastan con las del presidente venezolano que el lunes confesó en un encuentro espiritual celebrado en el Palacio de Miraflores que es "muy optimista" respecto a las conversaciones con la oposición medidas por Noruega y ahora también por Barbados.

   Maduro reveló que el primer encuentro en Barbados duró cinco horas y en él la delegación gubernamental presentó una agenda de seis puntos con "la visión de todo el país", "los temas de necesidad: económicos, sociales, culturales, de todo tipo", aunque no dio detalles sobre la misma.

   "De esa agenda integral, si se trabaja con buena voluntad y no hay intervencionismo gringo para dañar esa mesa, estoy seguro de que irán saliendo acuerdos parciales para beneficio de Venezuela", dijo. "Paso a paso, con paciencia estratégica, abrimos el camino de la paz", afirmó.

GIRO INESPERADO

   El pasado mes de mayo, representantes de Maduro y Guaidó iniciaron una serie de contactos en Oslo para explorar la posibilidad de celebrar un nuevo diálogo en el que pactar una solución a la crisis política, tras los tres intentos fallidos de los últimos seis años.

   Estaba previsto que el encuentro en Barbados se produjera la semana pasada, pero Guaidó se negó a enviar una delegación opositora tras la muerte el pasado 29 de junio del capitán de corbeta Rafal Acosta por las supuestas torturas sufridas bajo custodia de Contrainteligencia Militar.

   En un giro inesperado, la oficina de Guaidó informó el domingo que la cita en Barbados con el "régimen usurpador" sería esta semana. El objetivo, ha indicado, es "establecer una negociación de salida a la dictadura". "No tenemos un tiempo ilimitado, cada día que pasa la situación empeora (...). La solución debe ser ahora", recalcó.

REUNIÓN CON IGLESIAS

   En paralelo, las partes se han reunido con el representante especial de la UE y el Grupo de Contacto Internacional (GCI) para Venezuela, el ex secretario general iberoamericano Enrique Iglesias, con el objetivo de promover una solución "pacífica" y "democrática" a la crisis venezolana.

   Guaidó se ha visto con Iglesias este martes en la Asamblea Nacional. El también ex canciller uruguayo se ha mostrado "preocupado por la situación en Venezuela", reflejada en el "devastador informe" de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha dicho el líder opositor.

   El mandatario interino ha subrayado también en este punto que la reunión con Iglesias forma parte de "una ofensiva en todos los terrenos" por parte de la oposición venezolana y de los "esfuerzos internacionales" de sus aliados para resolver la crisis.

   Iglesias ya se entrevistó el lunes con la vicepresidenta venezolana, "como parte del proceso de diálogo para la consolidación de la paz y el entendimiento nacional", de acuerdo con el ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, en Twitter.

CRISIS POLÍTICA

   Los contactos buscan reanudar el diálogo para resolver una crisis política que se agravó el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

   En respuesta, Guaidó se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la "usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar "elecciones libres". Ha sido reconocido por Estados Unidos, numerosos países latinoamericanos, así como varios europeos, entre ellos España.

   Entretanto, más de cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años a causa de la crisis humanitaria que sufre la nación caribeña. La ONU advierte de que, si la tendencia continúa, a final de 2019 podrían sumar más de cinco millones.

Para leer más