Publicado 18/11/2019 14:33CET

La Guardia Revolucionaria amenaza con medidas "decisivas" ante los disturbios por el alza de precios del combustible

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Revolucionaria de Irán ha advertido este lunes a los manifestantes de que adoptará medidas "decisivas y revolucionarias" contra cualquier acto de vandalismo, en el marco de las recientes protestas por el aumento del precio del combustible.

En su comunicado, recogido por la agencia iraní de noticias Tasnim, el poderoso organismo ha aplaudido a aquellas personas "vigilantes" que "se han alejado" de los responsables de los disturbios y los "anarquistas".

Así, ha hecho hincapié en la necesidad de mantener "la seguridad, la calma, la unidad y la solidaridad", al tiempo que ha reiterado que protegerá la seguridad y la estabilidad junto al resto de organismos de seguridad.

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha condenado este mismo lunes el "vandalismo" en el marco de las protestas. "Protestar es un derecho legítimo de los ciudadanos, pero el vandalismo es algo completamente diferente", ha aseverado.

Además, el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ha respaldado el aumento en los precios de combustible que ha originado protestas y ha culpado de "sabotaje" a los opositores del país.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abbas Musavi, ha criticado al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, por su apoyo a los manifestantes.

"El digno pueblo de Irán es muy consciente de que estas afirmaciones hipócritas no contienen una simpatía sincera", ha dicho, antes de agregar que "las acciones de un grupo de anarquistas y saboteadores que son apoyados por los que son como ellos no están en línea con la conducta y comportamiento de la mayoría del pueblo iraní".

"Es interesante que (Pompeo) muestre simpatía con personas que están bajo la presión del terrorismo económico de Estados Unidos", ha sostenido, tal y como ha recogido la cadena de televisión iraní Press TV. "Ha dicho explícitamente que el pueblo de Irán debe permanecer hambriento hasta que se pliegue a 'nuestras demandas'", ha zanjado.

EL AUMENTO DE LOS PRECIOS

El Gobierno iraní anunció el viernes que el precio de un litro de gasolina regular había aumentado a 15.000 riales (12,7 centavos de dólar estadounidense) y que la ración mensual para cada automóvil privado quedaría fijada en 60 litros.

Asimismo, todo aquella gasolina que se compre excediendo dicha cuota costará 30.000 riales (en torno a 20 céntimos de euro) por litro. El combustible en Irán está fuertemente subsidiado.

En respuesta, cientos de personas protestaron salieron a las calles en ciudades como Mashhad, en el noreste, en la provincia sudoriental de Kerman y la provincia de Juzestán, rica en petróleo, según los medios iraníes, para protestas contra el aumento y contra los racionamientos del mismo en algunas partes del país.

El director de la Organización de Planificación y Presupuesto iraní, Mohamad Baqer Nobajt, destacó tras el anuncio que las ganancias serán destinadas a subsidios adicionales para 18 millones de familias necesitadas, es decir, en torno a 60 millones de personas.

"El Gobierno ha hecho sólo dos correcciones de precio (del combustible) en los últimos seis años", manifestó, antes de agregar que "los expertos dicen que si se raciona la gasolina y se ajusta su precio se controla el consumo".

A pesar de sus grandes reservas energéticas, Irán hace frente a problemas para satisfacer la demanda interna de combustible debido a las sanciones y la escasa capacidad de refinamiento.

Estados Unidos volvió a aplicar sanciones contra Teherán después de que el presidente del país, Donald Trump, se retirara en mayo de 2018 del acuerdo nuclear alcanzado en 2015.