Publicado 15/01/2021 12:41CET

La Guardia Revolucionaria de Irán niega que los últimos bombardeos achacados a Israel en Siria causaran muertos

El comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán, Hosein Salami
El comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán, Hosein Salami - Rouzbeh Fouladi/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Revolucionaria de Irán ha negado este viernes que los últimos bombardeos achacados a Israel en el este de Siria causaran muertos, después de que el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informara de que alrededor de 60 personas habían fallecido a causa de los ataques.

"La Guardia Revolucionaria rechaza las afirmaciones de medios extranjeros y disidentes sobre bajas y mártires entre los combatientes del frente de resistencia en el reciente ataque de aviones de los sionistas en Albu Kamal y Deir Ezzor", ha señalado la organización a través de un comunicado.

Así, la Guardia Revolucionaria ha señalado que "son mentiras, propaganda y guerra psicológica encabezada por el eje occidental-hebreo-árabe contra el frente de resistencia, lo que demuestra el miedo de Estados Unidos y el régimen sionista", según ha recogido la agencia iraní de noticias Mehr.

En este sentido, el comandante de la Brigada Fatemiyún, desplegada en Siria por la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria e integrada por afganos, ha negado igualmente bajas a causa de los bombardeos, si bien ha confirmado la muerte de "oficiales del Ejército sirio" en estos ataques.

"El régimen sionista y sus patrocinadores en los medios publican estas historias y presionan para continuar estos ataques con el objetivo de aterrorizar e intimidar a la estructura de liderazgo y los combatientes del frente de resistencia", ha argumentado.

Por último, ha señalado en declaraciones concedidas a la agencia iraní de noticias Tasnim que estos países "son conscientes de que la continuación de este proceso hará que su fin sea más accesible para el frente de resistencia islámica".

El Observatorio señaló el miércoles que los bombardeos en la provincia de Deir Ezzor (este) habían dejado 57 muertos, entre ellos diez miembros de las fuerzas gubernamentales y 31 miembros de milicias apoyadas por Irán, incluidos Hezbolá y la Brigada Fatemiyún.

El organismo hizo además hincapié en que se trata de los bombardeos más intensos por parte de Israel en territorio sirio, mientras que la agencia estatal siria de noticias, SANA, confirmó bombardeos del "enemigo israelí", sin pronunciarse sobre víctimas.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han llevado a cabo decenas de bombardeos en Siria argumentando que actúan para evitar el establecimiento de bases iraníes en el país y el envío de armas a Hezbolá por parte de Teherán.