Guatemala.- Guatemala buscará apoyo en Colombia y EEUU para combatir el crimen organizado, el narcotráfico y las maras

Actualizado 11/01/2006 23:28:51 CET

GUATEMALA, 11 Ene. (EP/AP) -

La policía guatemalteca buscará apoyo en Colombia y Estados Unidos para combatir el crimen organizado, el narcotráfico y las peligrosas pandillas, tres fenómenos a los que el Gobierno responsabiliza del 80% de los crímenes violentos del país.

"Hay una misión de alto nivel del FBI para compartir información sobre pandillas... vamos a viajar, con el secretario privado de la Presidencia, para pedir un plan de asistencia contra el crimen organizado", declaró hoy el ministro de gobernación Guatemalteco, Carlos Vielman, después de participar en un acto oficial.

Desde 2005, Vielman ha abogado ante Estados Unidos por un "mini plan Colombia" que incluiría aeronaves y personal militar para combatir el tráfico de drogas en el país.

"No le llamemos plan Colombia, ni plan con apellidos, es un plan para fortalecer nuestras capacidades... pero también tenemos que poner de nuestra parte", explicó Vielman al referirse a la lentitud con que avanzan los procesos judiciales contra personas vinculadas al narcotráfico.

La misión del FBI buscará información sobre las pandillas juveniles que operan en el país y compartirá lo que sabe con las autoridades locales. Vielman no identificó qué funcionarios integran la delegación pero admitió que "son de muy alto nivel".

Las pandillas juveniles, conocidas como maras, han intensificado su actividad en Guatemala. De robos menores pasaron a extorsiones a comerciantes, transportistas y dueños de viviendas para incursionar en la venta de drogas, informó el ministerio de gobernación.

RESTRUCTURACIÓN ANTINARCÓTICA

El jefe de inteligencia del Departamento Administrativo de Seguridad y el jefe de investigaciones antinarcóticas de la policía de Colombia se reunieron con las autoridades locales para colaborar en la reestructuración de la policía antidrogas de Guatemala.

"Hay acercamientos y ofrecimientos puntuales, como dar cursos de capacitación a nuestros agentes", explicó Vielman.

Tras el robo de 2.000 kilos de droga en 2003, el Gobierno disolvió el Departamento de Operaciones Antinarcóticas y creo el Servicio de Análisis e Información Antinarcótica.

Sin embargo, un nuevo escándalo sacudió esa unidad elite de la policía cuando su máximo jefe, Adán Castillo, fue apresado en Estados Unidos en 2005 bajo acusaciones de intentar exportar cocaína a ese país, además el 31 de diciembre desconocidos se robaron 475 kilos de droga de las bodegas de esa unidad.