Actualizado 15/09/2006 19:50:00 +00:00 CET

Guatemala.- Guatemala niega ser un "títere" de EEUU y asegura que cuenta ya con 90 votos para el Consejo de Seguridad

LA HABANA, 15 Sep. (EP/AP) -

El vicepresidente de Guatemala, Eduardo Stein, aseguró hoy que su Gobierno ya cuenta con 90 de los 128 votos necesarios para ocupar un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al que también aspira Venezuela, y negó que su país sea un "títere de Estados Unidos".

"No el Gobierno venezolano, pero sí personas muy allegadas a él han querido dibujarnos como una especie de títeres de los Estados Unidos", reconoció Stein durante una entrevista concedida a AP. "La enorme influencia norteamericana" no implica "una actitud de sumisión servil" al país del norte, agregó.

La contienda entre ambas naciones se definirá con una votación prevista para la próxima semana en Nueva York, lo cual ha sido uno de los temas más recurrentes entre las 116 delegaciones que esta semana viajaron a La Habana para la Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (NOAL).

"Para nosotros es absolutamente legítimo competir. Guatemala presentó su candidatura hace cuatro años, tres años y medio antes que Venezuela", señaló.

Al resumir los fundamentos de la candidatura guatemalteca, Stein indicó que lo que su país puede ofrecer es "una experiencia de equilibrio, de inclusión, de prudencia. Una experiencia plural". "No nos vamos a constituir en la voz de nadie", añadió refiriéndose a las expresiones del mandatario venezolano, Hugo Chávez, de ser el adalid de los países del Tercer Mundo.

Stein no ocultó su desagrado por el surgimiento de tensiones con Venezuela, ya que afirmó que su Gobierno considera "desafortunado que elementos de geopolítica se hayan atravesado en esta competencia". En su opinión, la cuestión del asiento no permanente en el Consejo de Seguridad debería ser tratada "como lo que es: una competencia como gobiernos que tenemos una relación abierta, fluida, y dejarlo separado de lo que son las agendas de desarrollo".

'ALIANZAS' EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD

La candidatura de Guatemala, un país pequeño con fuertes vínculos políticos y económicos con Estados Unidos, ha quedado en el medio de una feroz batalla ideológica librada entre Washington y Caracas. Guatemala necesita el apoyo de 128 de los 192 naciones miembros de la ONU para ocupar el lugar de la saliente Argentina en el Consejo de Seguridad, compuesto por cinco países permanentes y 10 temporales.

Los países centroamericanos, junto a México y Estados Unidos, suelen votar en bloque, al igual que los sudamericanos posiblemente se alineen en torno al Mercado Común del Sur (Mercosur) con Venezuela; pero la intención de los africanos, cuyos 53 miembros forman parte del Movimiento de los No Alineados, serán decisivos.

Como quien amedrenta al contrincante, Chávez ha enviado señales de triunfador y ayer, jueves, aseguró que su país ganará el asiento en el Consejo de Seguridad, "aún cuando el imperialismo no lo quiere", cuestión sobre la que no entró en detalles. Ninguna de las dos naciones --Venezuela y Guatemala-- parece dispuesto a retirar su candidatura y ambos buscan, como señaló Stein, seguir "hasta el final".