Actualizado 12/06/2015 7:45:06 +00:00 CET

Presidente de Guatemala niega estar vinculado a una trama corrupta

Otto Perez Molina
Foto: JORGE LOPEZ / REUTERS

CIUDAD DE GUATEMALA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, ha negado estar vinculado a actos de corrupción que afectan a su Gobierno y ha asegurado que se va a mantener en el cargo. "No hay absolutamente nada que me pueda vincular en ese caso", ha dicho el mandatario, a quien se abrió ayer una investigación por los presuntos delitos de encubrimiento propio, enriquecimiento y asociación ilícita, y falsedad.

   El diputado Amílcar Pop, del movimiento político Winaq, pidió abrir un antejuicio contra el presidente por su presunta relación con la concesión de un contrato anómalo otorgado por el Seguro Social a la farmacéutica Pisa, así como por el caso de 'La Línea', una red de defraudadores aduaneros en la que presuntamente habría participado también la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien dimitió el pasado mes de mayo para hacer frente a estas denuncias.

   Hasta el momento, por estos hechos han sido detenidos decenas de funcionarios de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y del Instituto Guatemalteco del Seguro Social (IGSS), tal y como ha indicado el diario local 'Prensa Libre', que publica el discurso realizado este jueves por Pérez Molina, en el que ha afirmado que está dispuesto a responder a las acusaciones si finalmente el Congreso le retira la inmunidad.

   "Me voy a mantener en el cargo, es un mandato constitucional, así que voy a enfrentar estos procesos", ha apostillado el mandatario guatemalteco, que ha insistido en que después de comprobar todas las escuchas recabadas en torno a estos casos de corrupción "no hay nada" que apunte a su relación con los hechos delictivos, pese a que en una de ellas se mencione la palabra 'presidente'.

   "El comisionado lo ha explicado más ampliamente, los fiscales del caso lo han dicho, pero ellos después de todo ese estudio que hicieron y después de escuchar llamadas no hay ninguna vinculación", ha agregado.

   Asimismo, ha negado una posible responsabilidad por el nombramientos de varios altos cargos de las instituciones implicadas en las tramas corruptas, que se encuentran detenidos.

   "Quiero decirles que no tengo ninguna vinculación, el trámite que se dio es por haber nombrado al presidente de la Junta Directiva del IGSS, y también por haber nombrado al Superintendente de Administración Tributaria, esto es algo que la ley me obliga a hacerlo. Yo hubiera caído en incumplimiento de deberes si no nombro a las personas en los puestos", ha indicado.

   Ahora falta esperar a que el Congreso se pronuncie sobre si le retira la inmunidad. "Tenemos que seguir el debido proceso que está establecido, quiero decirles que habrá que esperar la decisión de la Comisión Investigadora", ha explicado Pérez Molina, que concluye que sus abogados le han confirmado que no tiene la necesidad de acudir al Congreso, pudiendo responder a las preguntas que se le planteen por escrito.