Publicado 31/10/2020 09:53CET

Guinea.- Condé responde a las críticas de comunidad internacional que no acepta "órdenes" de nadie

Enfrentamientos entre policías y manifestantes tras la reelección de Alpha Condé en Guinea
Enfrentamientos entre policías y manifestantes tras la reelección de Alpha Condé en Guinea - EDDY PETERS / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Guinea, Alpha Condé, ha avisado a la Unión Europea (Francia, en particular) y Estados Unidos que no tolerará críticas a su victoria en las últimas y polémicas elecciones del 18 de octubre en el país africano, que entiende como un intento de obstaculizar su nuevo plan de desarrollo para el país y una injerencia contra su soberanía.

"No aceptamos órdenes de otros países", ha manifestado el presidente durante una visita este pasado viernes a guarniciones militares de la capital, Conakry, en la que ha asegurado que "la soberanía y la independencia de Guinea no son negociables".

Los comicios han estado marcados por un repunte de las tensiones por la candidatura de Condé a un tercer mandato, lo que ha provocado protestas desde octubre de 2019 que han sido reprimidas por las fuerzas de seguridad. Condé llegó al poder en 2010 tras décadas como líder opositor bajo la dictadura de Conté (1992-2008).

La UE, Francia y Estados Unidos han "tomado nota" esta semana de los resultados electorales que dieron la victoria a Condé, aunque el Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell, apuntó a "dudas en torno a la credibilidad" de los mismos.

Por su parte, una portavoz del Ministerio de Exteriores galo señaló que el Gobierno de Emmanuel Macron "comparte los interrogantes expresados por la UE sobre la credibilidad de los resultados, que deberán ser resueltos de forma transparente, en el marco de un diálogo inclusivo y del proceso previsto por la ley". Estados Unidos se expresó poco después en los mismos términos.

Este escepticismo fue objeto de un duro reproche por parte de Condé. "Valoramos nuestra soberanía, valoramos nuestra independencia, no aceptamos recibir órdenes de otros países", ha aseverado.

"Al único al que se le debe pedir consejo, lo único que importa, es la opinión del pueblo guineano", ha añadido antes de recalcar que las elecciones ocurrieron sin ningún tipo de "intervención externa".

"Dentro de unos años, Guinea será la segunda potencia (de África) después de Nigeria. Es algo que no le gusta a todo el mundo", ha remachado en su discurso, recogido por Media Guineé.

Contador