Publicado 09/03/2021 20:44CET

Guinea Ec.- Obiang visita la zona afectada por las explosiones de Bata, que han dejado 98 muertos

Imagen tomada por el gabinete del vicepresidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Nguema Obiang Mangue,  durante su visita a los heridos por la explosión de Bata que ha dejado casi un centenar de muertos.
Imagen tomada por el gabinete del vicepresidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Nguema Obiang Mangue, durante su visita a los heridos por la explosión de Bata que ha dejado casi un centenar de muertos. - PRENSA PDGE

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, ha visitado este martes la zona afectada por las explosiones de Bata que han dejado al menos 98 muertos y más de 600 heridos según el último informe.

La visita del presidente ha sido captada por las cámara de la televisión estatal TVGE de cuya retransmisión se ha hecho eco el portal digital AhoraEG.

Por su parte, el vicepresidente de Guinea Ecuatorial, responsable de Defensa Nacional y Seguridad del Estado, Teodoro Nguema Obiang Mangue, conocido como 'Teodorín', ha visitado a los heridos de la explosión en los hospitales en los que se encuentran, según ha notificado su formación política el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial.

"Somos una familia unida, juntos nos levantaremos de esta caída", ha asegurado el vicepresidente del país africano en cada hospital visitado.

Asimismo, ha anunciado que el Ejército prestará ayuda a los damnificados y que los militares caídos serán enterrados con honores militares.

EG JUSTICE RECLAMA AYUDA

Por su parte, la organización para la Defensa de los Derechos Humanos en Guinea Ecuatorial, EG Justice, ha pedido ayuda directa para las familias afectadas a través de las organizaciones locales, durante los próximos meses.

La organización asegura que el Gobierno está "mal equipado" para llevar a cabo la operación de búsqueda y rescate, así como para proveer "casas" a las cientos de personas desplazadas.

En un comunicado, la organización, contraria al Gobierno, ha asegurado que el sistema sanitario de la ciudad se encuentra "por encima de su capacidad" por lo que ha habido que habilitar un estadio para albergar los heridos.

LLEGADA DE AYUDA HUMANITARIA

Varias organizaciones internacionales y España han anunciado el envío de ayuda humanitaria a la zona afectada.

España ha anunciado el envío de un avión de ayuda humanitaria a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) con un cargamento compuesto principalmente por medicamentos y material sanitario valorado en unos 60.000 euros

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho entrega de una donación de materiales enfocados también a continuar con el control de la pandemia en el país y ha asegurado en Twitter que se encuentra preparando otro envío para atender a los heridos por la explosión.

"El primer envío de ayuda española está compuesto por antibióticos, material de traumatología, fármacos relajantes y opiáceos, sueros, material de desinfección, gasas, yodo y alcohol, entre otros materiales de primera necesidad para nuestros hospitales en Bata", ha detallado el Ministerio de Salud ecuatoguineano.

Por su parte, Aldeas Infantiles ha puesto a disposición sus instalaciones en la ciudad para acoger a 30 personas "con carácter de urgencia" y ha señalado que ha dado "refugio" a niños y niñas que se habían perdido y familias evacuadas.

Asimismo, la ONG, cuya escuela de educación secundaria en la zona ha sufrido daños, ha puesto su centro de salud a disposición de las autoridades para atender emergencias de enfermería, según han anunciado en un comunicado.

"Muchas familias están todavía buscando a sus hijos y viceversa, si bien la situación se va normalizando poco a poco(...) No obstante, hay cientos de personas que han perdido sus hogares, algunas de las cuales permanecen en carpas", ha señalado Moacyr Bittencourt, director de la organización en Guinea Ecuatorial.

LA EXPLOSIÓN

El domingo se sucedieron al menos cinco grandes explosiones en la zona del cuartel de Nkuantoma que destruyeron gran parte de los edificios de las propias instalaciones militares y de las viviendas colindantes por una "negligencia", según las autoridades.

El presidente ecuatoguineano, Teodoro Obiang Nguema, ha atribuido lo ocurrido a la "imprudencia" y la "ignorancia" y la "malicia de los que conocían la peligrosidad" de la dinamita a la que atribuye las explosiones.