Publicado 09/03/2021 08:43CET

Guinea Ec.- La ONU traslada a Guinea Ecuatorial su disposición a apoyar la respuesta a las explosiones en Bata

Archivo - El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, en una imagen de archivo.
Archivo - El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, en una imagen de archivo. - Michael Kappeler/dpa/Pool/dpa - Archivo

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha iniciado contactos con las autoridades de Guinea Ecuatorial para discutir la posibilidad de entregar apoyo a la respuesta a las explosiones registradas el domingo en un campamento militar de la ciudad de Bata, la más poblada del país, que han dejado cerca de un centenar de muertos y más de 600 heridos.

"La ONU está en contacto estrecho con las autoridades para discutir cómo podemos apoyarlas en la respuesta a este trágico incidente", ha señalado el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric, durante su rueda de prensa diaria.

Asimismo, ha resaltado que el secretario general del organismo, António Guterres, ha trasladado sus "profundas condolencias" a la población y el Gobierno de Guinea Ecuatorial por el suceso, que ha causado además graves daños materiales en la ciudad portuaria.

El vicepresidente de Guinea Ecuatorial, responsable de Defensa Nacional y Seguridad del Estado, Teodoro Nguema Obiang Mangue, conocido como 'Teodorín', compareció el lunes ante la prensa para "invitar a toda la población a la calma" tras el suceso, que las autoridades achacan a una "negligencia".

El domingo se sucedieron al menos cinco grandes explosiones en la zona del cuartel de Nkuantoma que destruyeron gran parte de los edificios de las propias instalaciones militares y de las viviendas colindantes. Las labores de rescate continúan activas en la zona en busca de posibles víctimas.

Por su parte, el presidente ecuatoguineano, Teodoro Obiang Nguema, ha atribuido lo ocurrido a la "imprudencia" y la "ignorancia" y la "malicia de los que conocían la peligrosidad" de la dinamita a la que atribuye las explosiones.

"La dinamita normalmente, en otras partes, se guarda muy lejos de la población. Incluso se guarda debajo de la tierra (...). Por eso hemos sufrido esa devastación prácticamente nos está costando un gasto económico, material y una inseguridad humana", zanjó.