Publicado 23/11/2020 14:27CET

Guinea.- Guinea prohíbe las manifestaciones "por motivos sanitarios" tras la nueva convocatoria de protestas opositoras

Protestas en Conakry contra el presidente, Alpha Condé
Protestas en Conakry contra el presidente, Alpha Condé - Sadak Souici/Le Pictorium Agency / DPA - Archivo

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Guinea ha anunciado la prohibición de todas las manifestaciones en el país "por motivos sanitarios", después de que la oposición convocara nuevas movilizaciones este miércoles para reclamar "justicia para las víctimas" y la liberación de detenidos tras las presidenciales del 18 de octubre, en las que el jefe de Estado, Alpha Condé, se hizo con un controvertido tercer mandato.

El Ejecutivo ha detallado en un comunicado que la decisión ha sido adoptada "en línea con las decisiones del Consejo de Ministros, reunido el 19 de noviembre" y "tras las iniciativas de organización de manifestaciones por parte de ciertas estructuras políticas afiliadas al partido presidencial para celebrar la victoria de Condé".

"El Gobierno recuerda a los partidos políticos y movimientos aliados del partido presidencial, así como al resto de entidades políticas y sociales, la suspensión por razones sanitarias de las manifestaciones masivas en todo el territorio nacional", ha señalado.

Así, ha incidido en que "esta medida excepcional está justificada por el estado de emergencia en vigor en el país" y tiene en cuenta "los imperativos de seguridad sanitaria dictados por las autoridades sanitarias del país", según ha recogido el portal de noticias Guinée News.

"Esta medida sanitaria provisional, necesaria por la situación epidemiológica de nuestro país, dejará de estar en vigor tras este proceso y después de que se logren progresos importantes en la lucha contra la pandemia de coronavirus", ha argumentado.

Por ello, ha indicado que los esfuerzos de las autoridades contra la pandemia "permitirán un regreso rápido a la normalidad de las actividades" y ha hecho hincapié en que "invita a todos los actores de la vida pública y a todos los ciudadanos a mostrar civismo y responsabilidad con un respeto estricto de las medidas preventivas puestas en marcha por las autoridades sanitarias".

REACCIÓN DEL FNDC

En respuesta, el opositor Frente Nacional para la Defensa de la Constitución (FNDC) ha tildado el comunicado de "anacrónico" y "liberticida" y ha dicho que el objetivo de la decisión es "formalizar la prohibición de las manifestaciones sociales y políticas en todo el país".

El movimiento ha señalado en un comunicado que "desde marzo de 2020, todos los llamamientos a manifestarse han sido prohibidos de forma sistemática por las autoridades", antes de manifestar que "esta decisión ilegal del Gobierno guineano no sorprende al pueblo de Guinea, que tiene derecho a desobedecer todas las decisiones de este clan de opresores".

De esta forma, ha recalcado esta decisión "absurda" y "ridícula" de Conakry y ha argüido que "es sabido que la crisis sanitaria ha sido provocada y mantenida por el clan, que ha usado la COVID-19 como un instrumento político contra los opositores al proyecto del tercer mandato de Condé.

"El Gobierno sigue aprovechándose de esta pandemia para matar, secuestrar y encarcelar a líderes y militantes del FNCD", ha señalado, antes de agregar que "más de 400 militantes y simpatizantes del FNDC se encuentran a día de hoy encarcelados ilegalmente y sin procedimientos legales".

SE MANTIENEN LAS PROTESTAS

Por ello, ha apuntado que "el Gobierno irresponsable y sanguinario de Condé ha violado todas las medidas sanitarias y de distanciamiento social movilizando masas en las reuniones políticas, mientras que los ciudadanos que se oponen al proyecto del tercer mandato han sido asesinados salvajemente o encarcelados en nombre de la COVID-19 durante protestas pacíficas".

"El FNDC no obedecerá esta prohibición ilegal y trabaja ya en un plan adaptado al contexto de represión, abuso de poder y totalitarismo", ha dicho, al tiempo que ha reafirmado su apoyo a los prisioneros políticos y ha pedido su liberación inmediata". "Juntos, unidos y solidarios, venceremos", ha remachado.

La convocatoria para protestas este miércoles fue realizada por el partido Unión de Fuerzas Democráticas de Guinea (UFGD), encabezado por el principal candidato opositor a la Presidencia de Guinea en las elecciones de octubre, Cellou Dalein Diallo, y la Alianza Nacional para la Alternancia y la Democracia (ANAD) --que respaldó la candidatura de Diallo--.

Ambas formaciones acusaron a Condé de lanzar "una campaña de intimidación y violencia contra el verdadero vencedor de las elecciones y sus seguidores" y resaltaron que "estas violencias inusitadas han causado la muerte de 49 personas, 240 heridos y se han saldado con el arresto y detención arbitraria de 350 personas, entre ellas altos cargos de la UFGD y la ANAD".

Por ello, anunciaron la organización de "manifestaciones pacíficas en todo el territorio nacional" durante la jornada del 25 de noviembre. En la capital, Conakry, las movilizaciones "consistirán en una marcha pacífica desde la rotonda del aeropuerto a la explanada del Parlamento".

LOS RESULTADOS

El Tribunal Constitucional de Guinea ratificó el 7 de noviembre la victoria de Condé, quien obtuvo el 59,5 por ciento de los votos, según los resultados oficiales, por el 33,5 por ciento recabado por Diallo, quien se autoproclamó vencedor el 19 de octubre asegurando que contaba con más del 50 por ciento de las papeletas.

Un total de once candidatos presidenciales --todos, a excepción de Condé-- afirmaron a finales de octubre que los resultados anunciados por la comisión electoral "no se correspondían con lo que ha pasado en las urnas" y varios de ellos, incluido el propio Diallo, presentaron recursos al Constitucional.

Los comicios han estado marcados por un repunte de las tensiones por la candidatura de Condé a un tercer mandato, lo que ha provocado protestas desde octubre de 2019 que han sido reprimidas por las fuerzas de seguridad. El Ejecutivo cifró el 5 de noviembre en 20 los muertos en incidentes violentos desde que se celebraron los comicios.

Condé llegó al poder en 2010 tras décadas como líder opositor bajo la dictadura de Lansana Conté y, para optar a un tercer mandato, se procedió a una enmienda constitucional aprobada este año en referéndum en medio del boicot opositor.