Publicado 10/04/2015 23:14CET

El 'hacker' Sepúlveda, condenado a diez años de cárcel

BOGOTÁ, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una juez colombiana ha condenado al 'hacker' Andrés Sepúlveda a una pena de diez años de cárcel por las interceptaciones realizadas a miembros del Gobierno de Juan Manuel Santos y a negociadores del Ejecutivo y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana.

Sepúlveda ha sido declarado culpable de espionaje, interceptaciones ilegales, uso malicioso de software, violación de comunicaciones y acceso a información reservada. En febrero, ya llegó a un acuerdo con la Fiscalía para ser condenado a diez años a cambio de colaboración.

La juez ha considerado "evidente" que el 'hacker' "puso en riesgo la seguridad nacional", según Caracol Radio. "No hay discusión de que cayó en los delitos", toda vez que él mismo los admitió en el preacuerdo, ha apuntado la juez.

Sepúlveda ha leído un comunicado en el que ha admitido que se convirtió en un "radical empedernido" al unir su trabajo y su "afinidad política". "Me convertí en un paria de la patria", ha lamentado, arrepentido por los delitos cometidos durante la campaña para las elecciones presidenciales de 2014.

Sepúlveda ha pedido perdón a su familia y amigos, así como a las Fuerzas Militares y a la Fiscalía General, por los daños que haya podido generar su actuación, informa 'El Espectador'. Sin embargo, ha querido dejar claro que no se disculpa ante las FARC: "Mientras esté vivo nunca haré un buen comentario de ellos".

En declaraciones ante las autoridades, Sepúlveda ha señalado que el exmandatario Álvaro Uribe conocía sus actividades, a las que también vinculó al presidente del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, y a su hijo, David Zuluaga. Según el 'hacker', miembros del entorno de Zuluaga le entregaron sumas dinero a cambio de que atacara el proceso de paz.