Actualizado 02/02/2011 03:28 CET

Duvalier dice que no es un dictador y que introdujo la democracia en Haití

MIAMI, 2 Feb. (Reuters/EP) -

El ex presidente haitiano Jean Claude Duvalier, conocido popularmente como 'Baby Doc', ha rechazado el calificativo de dictador y ha asegurado que fue él quien introdujo la democracia en el país caribeño, según manifestó en una entrevista concedida el martes (madrugada del miércoles en España) al canal Univisión.

"Fui la primera persona en iniciar un proceso como este en Haití, un proceso democrático, fui yo quien lo inició", dijo Duvalier, en las segundas declaraciones que concede desde que el pasado 16 de enero regresara por sorpresa al país, con intenciones que todavía se desconocen, aunque algunas versiones apuntan a que estaría dispuesto a retomar su carrera política.

En consecuencia, Duvalier rechazó la denominación de dictador, a pesar de que organizaciones humanitarias denuncian que durante su mandato (1971-1986) murieron unas 150.000 personas. "Cuando me llaman tirano me hacen reír, me da la impresión de que la gente sufre amnesia y que ha olvidado la forma en que abandoné Haití, algo que hice voluntariamente", indicó.

A su regreso al país, el ex mandatario ha sido acusado de crímenes de lesa humanidad, corrupción, robo y apropiación indebida de fondos públicos. No obstante, se ha declarado inocente y confía en que los tribunales aclaren lo antes posible la situación. "La Justicia hará lo que tenga que hacer en respuesta a estas acusaciones, así que se lo dejo a la Justicia", insistió.

En referencia a su padre François Duvalier, conocido como 'Papá Doc', a quien sucedió en el poder tras su muerte, cuando tenía solo 19 años, aseguró que "fue un excelente maestro" que le entrenó para convertirse en el jefe de Estado más joven del mundo. "Me enseñó mucho, aprendí mucho de él, y a su muerte me dejó ayudantes excelentes", aseveró.

Además, admitió que durante su estancia en el país se ha reunido con miembros de los antiguos 'tonton macoutes', unas fuerzas de élite al servicio de su padre, encargadas de reprimir cualquier tipo de manifestación en contra del régimen. En este sentido, consideró que es "lógico" que se reúna con sus partidarios.

Interrogado acerca de los rumores que señalan que su regreso obedece a una estrategia para reclamar los fondos que saqueó de las arcas haitianas y que permanecen congelados en un banco suizo, Duvalier rehusó confirmarlo o desmentirlo e indicó que, en caso de que fuera cierto, ese dinero se utilizaría para la reconstrucción de Haití, devastado tras el terremoto del 12 de enero de 2009.