Haití.- Lagos quiere que las tropas chilenas que apoyan a la ONU en Haití se queden hasta junio en el país caribeño

Actualizado 11/01/2006 19:38:50 CET

SANTIAGO, 11 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El presidente de Chile, Ricardo Lagos, quiere que las tropas del Ejército chileno que están en Haití apoyando la misión de paz de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se queden en la isla caribeña hasta junio de 2006, según informó hoy el ministro de Defensa, Jaime Ravinet.

Ravinet anunció que debido a que el mandatario desea que los militares chilenos permanezcan en Haití hasta que el proceso electoral que se inicia en febrero haya terminado completamente, enviará dicha solicitud al Parlamento en los próximos días.

El ministro señaló que, sólo a partir de junio, las autoridades chilenas analizarán nuevamente la conveniencia de prolongar la permanencia del contingente militar por otros dos años, con el objetivo de tener el tiempo de formar el hasta ahora inexistente cuerpo de policía haitiana.

Asimismo, anunció que el próximo 17 de enero se realizará el recambio de los 180 miembros del Ejército que se encuentran en la isla, en tanto que el día 30 corresponderá el relevo de los 80 integrantes de la Fuerza Aérea que también apoyan la misión de paz de la ONU.

Ravinet explicó que, a pesar de que el organismo multinacional "no ha pedido más refuerzos", sí ha pedido más helicópteros "para resgurdar la seguridad en las elecciones".

La evaluación del trabajo de apoyo a la ONU de los siete países latinoamericanos que mantienen tropas militares en Haití se realizará el próximo 16 de enero en Buenos Aires, encuentro al que asistirán los vicepresidentes de estas naciones.

Por su parte, el ministro chileno de Asuntos Exteriores, quien ayer denunció un "clima de odio" contra las tropas de la ONU y contra el encargado de la misión, el embajador chileno Juan Gabriel Valdés, reconoció que el clima en Haití es "de tranquilidad", pero que, al mismo tiempo "es volátil".

"Chile ve hoy la voluntad política y la decisión de realizar las elecciones" en Haití, dijo el canciller Walker, quien insistió en que hay grupos de la élite de esa nación caribeña que se oponen a la realización del proceso electoral fijado para el próximo 7 de febrero.