Actualizado 20/01/2006 11:21:24 +00:00 CET

Haití.- MSF insta a los grupos armados a respetar la seguridad de los civiles ante la "imparable escalada de violencia"

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Médicos sin Fronteras (MSF) instó hoy a los grupos armados que operan en Haití a respetar la seguridad de los civiles y el libre acceso a la atención médica, ante la "imparable escalada de la violencia" que vive el país desde hace unos meses que ha causado un número elevado de heridos, la mitad de ellos mujeres, niños y ancianos.

"Puerto Príncipe, la capital de Haití, vive en estos últimos meses una imparable escalada de violencia y ataques entre diferentes grupos armados", cuya principal víctima es la población civil, "como en tantos contextos", afirma la organización en un comunicado.

Por ello, MSF insta a los grupos enfrentados "a respetar la seguridad de los civiles y permitir que, durante los disturbios, los heridos tengan acceso inmediato a atención médica urgente". A su vez, reclama también que se respete la seguridad de los trabajadores humanitarios nacionales e internacionales.

Durante las últimas semanas, señala la organización, los equipos médicos y quirúrgicos de la organización han visto cómo aumentaba de forma alarmante el número de personas necesitadas de asistencia debido a heridas causadas por la violencia, incluyendo un número cada vez mayor de heridas de bala y de arma blanca.

Si en noviembre de 2005, MSF trató a 147 heridos de bala en dos instalaciones de salud --el centro de traumatismo de St. Joseph en el vecindario de Turgeau y el hospital de Choscal en Cité Soleil--, en diciembre la cifra fue superior a 220. "Casi el 50 por ciento de todos los pacientes que MSF ha tratado por heridas relacionadas con la violencia son mujeres, niños o ancianos", asegura el comunicado.

El pasado lunes 16 de enero los equipos de MSF recibieron un total de 12 heridos de bala, de lo cuales uno es un niño de 11 meses. Dos días después, tres balas alcanzaron la sección de pediatría del hospital, por lo que los equipos de la organización tuvieron que trasladar al pasillo a los niños ingresados allí.

"Resulta inaceptable que tantos civiles sean víctimas de esta última ola de violencia", declaró el coordinador general del centro de traumatismo de MSF en el hospital de St. Joseph (en el centro de la ciudad), Ali Besnaci. "Recibimos pacientes de St. Martin, Centre Ville, Martissant, Carrefour y otras zonas de Puerto Príncipe. Recientemente, hemos asistido a un bebé de 15 meses y a un anciano de 77 años, ambos con heridas de bala", añadió.

"DAÑOS COLATERALES"

Según los pacientes, citados por MSF, todos los grupos armados en la ciudad disparan deliberada o indiscriminadamente contra los habitantes de la ciudad. "Son varios los grupos, incluyendo a MINUSTAH, que se refieren a las bajas civiles como 'daños colaterales'", denunció el jefe de misión de los programas de MSF en Cité Soleil, Loris De Filippi. "Pero resulta inexcusable que tantas personas pierdan la vida a diario por culpa del fuego cruzado", aseveró.

Cité Soleil, un barrio de la capital con 250.000 habitantes, es el epicentro de la violencia generalizada de origen criminal y la político. La situación es especialmente grave para aquellos que necesitan atención médica urgente. "Nuestra capacidad de trabajar en Cité Soleil es precaria, de una semana a otra nunca sabemos si tendremos acceso y cuanto", añadió De Filippi.

"La seguridad de los trabajadores humanitarios también debe ser respetada. Si no podemos hacer nuestro trabajo, un cuarto de millón de personas, equivalente a la población de una pequeña ciudad de provincias en Estados Unidos o Europa, tendrá muy pocas posibilidades de conseguir atención médica", advirtió.

Desde diciembre de 2004, los equipos médicos y quirúrgicos en St. Joseph han tratado a casi 2.500 personas con heridas provocadas por la violencia, incluyendo a más de 1.500 con heridas de bala y 500 con heridas de arma blanca.

MSF reabrió el hospital de Choscal y el Centro de Salud de Chapi en el corazón de Cité Soleil en agosto de 2005, y el personal realizó casi 12.000 consultas médicas y 800 intervenciones de urgencia durante los primeros tres meses. Desde el 1 de enero de 2006, MSF ha tratado a 47 heridos de bala en Cité Soleil.

MSF trabaja en Haití desde 1991. Además de atender traumatismos de urgencia en Puerto Príncipe, el hospital de Choscal y el centro de salud de Chapi en Citè Soleil, MSF ofrece atención primaria de salud y se ocupa de urgencias obstétricas en el barrio de Decayette, en la capital.