Haití.- Rene Preval se enfrenta desde hoy, cuando asumirá la presidencia, a la reconstrucción de Haití

Actualizado 14/05/2006 16:18:10 CET

PUERTO PRINCIPE, 14 May. (EP/AP) -

Rene Preval asumirá hoy la presidencia de Haití, y con ella la responsabilidad de reconstruir y devolver la democracia a la isla, que cuenta con la desgracia de ser una de las naciones más empobrecidas del mundo.

Preval se convierte en presidente esta tarde, acompañado por delegaciones de 40 países, tras dos años de ausencia gubernamental, después de que el anterior mandatario, Jean Bertrand Aristide, fuera expulsado del país debido al estallido de una sangrienta revuelta.

El nuevo líder haitiano, antiguo aliado del malogrado Aristide, ha prometido que reunificará a la fracturada sociedad haitiana, y restaurará la paz que se desvaneció tras la revuelta de febrero de 2004. Los retos para este ex presidente de 63 años son grandes, y tendrá que atajar algunos de los principales problemas que azotan al isla, como la corrupción estatal, la reconstrucción e la economía y el tema de la inseguridad, con zonas del país controladas por bandas criminales que se encuentran fuera de la ley.

El enviado de la ONU a Haití, Juan Gabriel Valdés, manifestó que la prioridad de Preval debe se r la reconstrucción del sistema judicial de la isla caribeña. En Haití, "la impunidad es casi total para los criminales, que permanecen libres, mientras los inocentes se encuentran en las prisiones", aseguró.

Preval, quien ocupó la presidencia desde 1996 a 2001, ha comenzado ya ha conversar con la oposición política en un intento de formar una coalición legislativa en el Parlamento, que tiene miembros de 16 partidos.