Publicado 15/06/2020 16:49CET

Hallada una fosa común cerca de Jartum con un grupo de reclutas ejecutados en 1998 bajo el régimen de Al Bashir en Sudán

Sudán.- Hallada una fosa común cerca de Jartum con un grupo de reclutas ejecutad
Sudán.- Hallada una fosa común cerca de Jartum con un grupo de reclutas ejecutad - -/Egyptian Presidency/dpa - Archivo

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sudán han anunciado este lunes el hallazgo de una fosa común cerca de la capital, Jartum, que podría contener los restos de un grupo de reclutas ejecutados en 1998 cuando intentaron escapar de un campamento de entrenamiento del Ejército.

El fiscal general sudanés, Taj al Sir al Haber, ha indicado que en la fosa han sido localizados cuerpos que podrían corresponder a los ejecutados en el campamento de Al Ailfún y ha resaltado que ha sido abierta una investigación.

El suceso tuvo lugar en 1998, cuando un grupo de reclutas intentó escapar del campamento de entrenamiento para pasar con sus familias las festividades del Ramadán antes de su despliegue con el rebelde Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLM), que buscaba la independencia de Sudán del Sur.

La Fiscalía General sudanesa ya creó en enero un comité especial para investigar el caso, que se saldó con varias decenas de ejecutados y desaparecidos, en el marco de los procesos por atrocidades cometidas durante el régimen de Omar Hasán al Bashir.

Al Haber ha presentado además durante la jornada las acusaciones derivadas del golpe de Estado de 1989, que alzó a Al Bashir al poder, con un total de 40 imputados, por lo que las autoridades han iniciado los procedimientos para la apertura de juicio.

Asimismo, ha confirmado que hasta la fecha ha interrogado a más de mil testigos para sustentar los casos y ha pedido a la comunidad internacional que coopere con las autoridades para detener a aquellos sospechosos que se encuentran fugados en el extranjero.

Las investigaciones en torno al golpe de 1989 son un importante paso por parte del gobierno de transición pactado tras la asonada militar contra las agrupaciones políticas islamistas que ayudaron a Al Bashir a llegar al poder y a mantenerse en el cargo durante cerca de 20 años.

Por último, el fiscal general ha indicado que existen "obstáculos" a la hora de entregar al Tribunal Penal Internacional (TPI) a los sospechosos de crímenes de guerra y contra la Humanidad en Darfur, entre los que figura el propio Al Bashir.

"Este asunto necesita tiempo", ha dicho, si bien ha recalcado que la mayoría de los sospechosos están ya bajo custodia de las autoridades, incluido el expresidente sudanés, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Durante la jornada ha tenido lugar la primera comparecencia ante el TPI Alí Kushayb, antiguo líder de las milicias 'yanyawid' en la región sudanesa de Darfur, quien ha negado los cargos que pesan en su contra.

Kushayd, cuyo nombre real es Alí Muhamad Alí Abdelrahmán, se entregó la semana pasada a las autoridades de República Centroafricana (RCA) que a su vez le transfirieron al tribunal con sede en La Haya, que le buscaba por su papel en el conflicto en Darfur entre agosto de 2003 y marzo de 2004.