Publicado 09/02/2021 08:47CET

Hamdok desvela un nuevo Gobierno de transición en Sudán con la inclusión de los rebeldes firmantes del acuerdo de paz

Abdallá Hamdok, primer ministro de Sudán
Abdallá Hamdok, primer ministro de Sudán - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok, desveló el lunes la composición del nuevo Gobierno de transición, que incluye a miembros de los grupos rebeldes firmantes del histórico acuerdo de paz de octubre de 2020, aglutinados en el Frente Revolucionario de Sudán (SRF).

El nuevo Ejecutivo, pactado por el Gobierno, la opositora Fuerzas para la Libertad y el cambio (FFC) y el SRF, está integrado por un total de 25 ministros, incluidos cinco que ya ocupaban sus carteras. Entre estos últimos figuran los de Defensa, Yasín Ibrahim; Justicia, Nasr al Din Abdelbari; Irrigación, Yaser Abbas; Asuntos Religiosos, Nasr al Din Mufré; y Educación Superior, Intisar Saqairon.

El nuevo Gobierno incluye únicamente a cuatro mujeres, entre ellas una nominada por la facción del antiguo grupo rebelde Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán liderada por Malik Agar (SPLM-N Agar), Buzaina Alí Dinar, quien será ministra del Gobierno federal, lo que no cumpliría con las cuotas de representación de las mujeres en el Ejecutivo.

Entre las mujeres que han logrado un puesto en el Ejecutivo figura Maryam al Mahdi, vicepresidenta del Partido Nacional de la Umma e hija del fallecido líder del partido y ex primer ministro Sadeq al Mahdi, quien estará al frente del Ministerio de Exteriores.

De esta forma, la NUP cuenta con cuatro ministros, el Partido del Congreso de Sudán contará con dos, los militares han nombrado a otros dos, el Partido Nacional Baaz ha elegido a uno, , el SPLM-N Agar cuenta con una, el Movimiento Justicia e Igualdad (JEM) cuenta con dos, mientras que tres son independientes.

A ellos se suman uno del Movimiento de Liberación de Sudán-Minni Minnaui (SLM-MM), uno del Frente de Fuerzas Revolucionarias, uno del Congreso Beja, uno del Partido Socialista Árabe Baaz, uno del Movimiento Verdad, uno de la Alianza de Fuerzas de Liberación de Sudán, uno de la sociedad civil y dos de la Alianza Unionista.

Hamdok destacó tras el anuncio del nuevo Gobierno, que será respaldado este martes por el Consejo de Socios de Transición (TPC), que los principales objetivos del mismo serán hacer frente a la crisis económica, aplicar el acuerdo de paz e intentar sumar al mismo al Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán que encabeza Abdulaziz al Hilu (SPLM-N Al Hilu) y a la facción del Movimiento de Liberación de Sudán encabezada por Abdeluahid el Nur (SLM-AW), que se negaron a firmar el pacto en octubre.

El TPC tiene como objetivo coordinar las posiciones y resolver las diferencias entre los firmantes del acuerdo político de agosto de 2019 entre la junta militar en pie tras el golpe de Estado de abril contra el entonces presidente, Omar Hasán al Bashir, y la oposición, así como entre este Gobierno de unidad y los firmantes del citado acuerdo de paz del 3 de octubre.

"Estamos cerca de lograr un giro en la economía", dijo Hamdok, antes de prometer que "no habrá colapso" y desvelar que las autoridades trabajan para cancelar las deudas del Estado, que ascienden a 70.000 millones de euros (alrededor de 57.934 millones de euros), según ha recogido el portal sudanés de noticias Sudan Tribune.

Estaba previsto que el Gobierno viera la luz el 4 de febrero, mientras que los gobernadores serán nombrados el 15 de febrero y el Consejo Legislativo será configurado el 25 de ese mismo mes. Por el momento se desconoce si ha habido cambios en el calendario que afecta a estos nombramientos.

El Gobierno sudanés hizo de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos sacara al país de la lista de patrocinadores del terrorismo, algo ya anunciado por el expresidente estadounidense Donald Trump.