Henrique Capriles sobre la oposición venezolana: "El barco se está hundiendo. O tiramos el salvavidas o nos ahogamos"

Venezuelan opposition leader and Governor of Miranda state Henrique Capriles att
REUTERS / RICARDO MORAES
 
Actualizado 19/07/2018 12:31:24 CET

   CARACAS, 19 Jul. (Notimérica) -

   La difícil situación en la que se encuentra la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro ha obligado al doble candidato a la Presidencia de Venezuela Henrique Capriles a reconsiderar las posibilidades para hacer frente a la situación. Tras meses de ausencia, el equipo de medio británico 'BBC Mundo' ha conseguido realizar una entrevista con el opositor, inhabilitado para ejercer cargos públicos, pero que se encuentra a día de hoy en plena ronda de contactos.

   La primera incógnita sobre el político radica en su ausencia casi total durante los últimos meses, más cuando el pasado 20 de mayo se celebraron los comicios presidenciales que permitieron que Maduro continuara en el poder. "¿Qué pasó? Me tocó lo que les ha tocado a muchas personas: un cáncer de mi padre de forma inesperada [...] Tomé la decisión de estar con mi padre, no tengo ya excusa para no estar al lado de mi papá" indicaba el opositor.

   Así, aclara que su ausencia en los comicios no tuvo que ver con temas políticos o con la fragmentación interna que se vive dentro de los grupos opositores, la cual se escenificó especialmente de cara a la votación o abstención en las presidenciales. "El 20 de mayo es el ejemplo perfecto de cómo afecta no tener unidad", confiesa Capriles.

   "La abstención no tiene un dueño político, no fue una política de la oposición, fue un campanazo de un país hastiado que siente una desconexión absoluta entre la política y sus demandas. Si no somos capaces de leer la magnitud de la crisis de la política, no vamos a poder recuperar la conexión", asegura el excandidato.

reuters

   La difusa articulación de la oposición venezolana podría haber llevado a un sentimiento de desesperanza de la ciudadanía que, además, se encuentra cada vez más en el extranjero, a los que Capriles pide que "no se conviertan en destructores de los que estén adentro [...] En vez de dedicar tiempo y energía a hacerle oposición al Gobierno pareciera que quieren destruir a algunas fuerzas de oposición", la cual asegura que es "todo aquel que quiere un cambio para algo mejor".

   Sin embargo, tal y como cuestiona la 'BBC', de cara a una futura negociación --que Capriles considera que se dará "más pronto que tarde"--, será necesario contar con una oposición fuerte. De hecho, el opositor considera que "el barco se está hundiendo. O tiramos el salvavidas o nos ahogamos, incluso nosotros como políticos. O cambiamos o desaparecemos", y ese cambio podría pasar por un cambio de caras. "¡Adelante! Pero ése no es el problema. Ya lo habríamos resuelto. En las circunstancias en las que nos encontramos hoy, una nueva cara no te resuelve la crisis política".

   Circunstancias que, paradójicamente, podrían ser la tabla sobre la que navega la oposición: "La crisis es el gran soporte, la gran oportunidad de articular y de terminar de lograr que el país tenga un cambio. Ese es el drama, que en el peor momento económico y social y con un gobierno que no es popular la oposición esté desarticulada. No hay excusa que valga, no hay explicación", indica.

   Solo cabe esperar, para Capriles, que el pueblo responda y no resigne a vivir en dicha situación. "El gran interrogante para los que nos quedamos es hasta dónde aguantamos. ¿Nos resignamos? ¿Hay un proceso de resignación, de aceptación de estas condiciones de sobrevivencia? Porque cada día te adaptas a menos, es la cubanización de Venezuela", y sentencia: "Mientras haya una oposición fragmentada, cada uno por su lado, entonces te alejas del objetivo".