Los históricos 49 minutos del discurso de Castro: lo más importante

Actualizado 13/04/2015 22:22:16 CET
Raúl Castro en la Cumbre de las Américas
Foto: REUTERS

CIUDAD DE PANAMÁ, 13 Abr. (Notimérica) -

   El presidente de Cuba, Raúl Castro, realizó un discurso histórico de 48 minutos este fin de semana una Cumbre de las Américas, unas palabras emblemáticas ya que la isla acudía al encuentro por primera vez desde 1994 a causa de que el pasado mes de diciembre se reanudaron las relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

   Castro, que debía hablar 8 minutos, le pidió más tiempo al presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, que dio el visto bueno a la iniciativa del mandatario cubano. "Ya era hora de que yo hablara aquí en nombre de Cuba. Como me deben seis cumbres que me excluyeron, 6 por 8, 48. Le pedí permiso al presidente Varela para que me cedieran unos minutos mas", manifestó el mandatario.

   El líder cubano realizó un resumen de la historia de Cuba y Estados Unidos desde el siglo XIX hasta la actualidad y no dudó de eximir al mandatario norteamericano, Barack Obama, de toda responsabilidad. "¿Cuántos presidentes hemos tenido? Diez antes que él, todos tienen deuda con nosotros, menos el presidente Obama", señaló Castro.

   "Según mi opinión, el presidente Obama es un hombre honesto. Me he leído algo de su biografía en los dos libros, que han aparecido. Admiro su origen humilde, y pienso que su forma de ser obedece a ese origen humilde".

   En su resumen histórico, Castro se refirió al momento en el que los cubanos, a principios del siglo XX, hicieron "su proyecto de Constitución" y se la presentaron al gobernador, un general norteamericano, que les respondió: "Esta enmienda que presenta el senador Platt, da derecho a intervenir en Cuba cada vez que sea considerado por los Estados Unidos".

   Asimismo, el mandatario cubano se refirió al Plan Cóndor y al golpe de Estado que hace 13 años tuvo lugar contra el "entrañable presidente Hugo Chávez Frías". "¿Quién de nosotros no recuerda esa etapa bastante reciente de dictaduras por todas partes, fundamentalmente en Sudamérica, que asesinaron a cientos de miles de personas?", preguntó.

   Como punto de inflexión Castro reveló una importante información sobre el expresidente norteamericano John F. Kennedy. "Cuando ya habíamos proclamado el socialismo y el pueblo había combatido en Playa Girón para defenderlo, Kennedy fue asesinado precisamente en el mismo momento, el mismo día en que el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, recibía un mensaje suyo buscando iniciar el diálogo", relató.

LA BÚSQUEDA DEL DIÁLOGO

   Por otro lado, Castro reiteró a Obama su "disposición al diálogo respetuoso y a la convivencia civilizada entre ambos Estados dentro de nuestras profundas diferencias".

   Sin embargo, se mostró ofendido con que Estados Unidos lo siga incluyendo en la lista de países terroristas. "¿Quién puede pensar que vamos a obligar a todo un pueblo a hacer el sacrificio que ha hecho el pueblo cubano para subsistir, para ayudar a otras naciones?", manifestó Castro.

   "Hasta hoy, el bloqueo económico, comercial y financiero se aplica en toda su intensidad contra la isla, provoca daños y carencias al pueblo y es el obstáculo esencial al desarrollo de nuestra economía", insistió castro.

REFERENCIAS A OTROS PAÍSES LATINOAMERICANOS

   A estas alturas del discurso, Castro bromeó con si debía cortar su discurso o si a su audiencia le interesaban sus palabras. "Voy a acelerar un poco", dijo entre risas.

   En este punto, atacó que Venezuela haya sido incluida en la lista de países que "amenazan" Estados Unidos, y reivindicó que Cuba siempre apoyará a Argentina en su lucha para recuperar las islas Malvinas, las Georgias del Sur y las Sandwich del Sur y en su "legítima lucha en defensa de la soberanía financiera".

   Asimismo, reconoció "la contribución de Brasil y de su presidenta, Dilma Rousseff, en el fortalecimiento de la integración regional y en el desarrollo de políticas sociales que trajeron avances y beneficios en amplios sectores populares" en medio de "la ofensiva contra diversos gobiernos de izquierdas de la región".

   Además, Castro reiteró el apoyo al empeño de Puerto Rico por lograr su independencia y manifestó que Cuba continuará con su "contribución al proceso de paz en Colombia hasta su feliz conclusión".

   Asimismo, pidió que se multiplicara la ayuda a Haití, no solo mediante ayuda humanitaria, sino también "con recursos que permitan su desarrollo".

   El mandatario cubano hizo un llamamiento al cambio de las relaciones hemisféricas en todos los ámbitos "político, económico y cultural" basándose en "el Derecho Internacional, la autodetermincación y la igualdad de derechos".

   "Gracias a Fidel y al heroico pueblo cubano hemos venido a esta Cumbre, a cumplir el mandato de Martí con la libertad conquistada con nuestras propias manos, 'orgullosos de nuestra América para servirla y honrarla... con la determinación y la capacidad de contribuir a que se la estime por sus méritos, y se la respete por sus sacrificios', como señaló Martí", concluyó Castro.

Para leer más