Estados Unidos retira la protección a más de 57.000 hondureños vulnerables de ser deportados

Inmigrantes hondureños
Reuters - Archivo
Actualizado 05/05/2018 8:29:47 CET

NUEVA YORK/TEGUCIGALPA, 5 May. (Reuters/EP) -

El Gobierno estadounidense ha anunciado este viernes que pondrá fin a las medidas de protección temporales para aquellos inmigrantes procedentes de Honduras el 5 de enero de 2020, una decisión que dejará a más de 57.000 hondureños en Estados Unidos vulnerables a la deportación.

Es la última de una serie de medidas impuestas por el presidente norteamericano, Donald Trump, en su intento de acabar con el denominado Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), otorgado a aquellos inmigrantes que proceden de países donde han tenido lugar desastres naturales o conflictos armados, lo que les impide volver de manera segura a sus lugares de origen.

El Gobierno de Honduras ha dicho este viernes que "lamenta profundamente la cancelación del programa" y ha prometido proporcionar asistencia legal y consular gratuita a todos los hondureños que vivan en Estados Unidos.

Marlon Tabora, embajador hondureño en Estados Unidos, ha dicho que su país no cuenta con los recursos necesarios para hacerse cargo de la repatriación de miles de personas. "Estas familias han vivido en Estados Unidos durante más de 20 años y reintegrarlas en el país no va a ser fácil, incluso si deciden volver", ha explicado.

Después de El Salvador, Honduras es el principal país de donde proceden la mayor parte de los beneficiados con el TPS, que fue concedido a los inmigrantes hondureños tras la devastación que dejó en el país el huracán Mitch en 1999.

El Gobierno estadounidense ha explicado que ha llevado a cabo un informe, en el cual ha descubierto que "las condiciones de vida en Honduras han mejorado mucho desde el huracán". El plazo de 18 meses antes de que finalice el programa ayudaría a los beneficiarios a organizar su salida del país o a "buscar una alternativa dentro de la legalidad", según ha emplazado el Departamento de Seguridad Nacional en un comunicado.

El pasado mes de enero, la Administración Trump eliminó a más de 200.000 salvadoreños de la clasificación de TPS, que llevaban viviendo en el país desde 2001. Su estatus caducará en 2019.