Actualizado 05/05/2010 17:43:43 +00:00 CET

Honduras.-España elevó a última hora el nivel de la delegación que asistió a la constitución de la Comisión de la Verdad

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español decidió elevar en el último momento el nivel de la delegación que envió a la constitución de la Comisión de la Verdad en Honduras, el órgano que investigará los hechos ocurridos antes, durante y después del golpe de Estado del 28 de junio pasado.

Si el jueves pasado la previsión era que el embajador español en Tegucigalpa, Ignacio Rupérez, representara a España en los actos de constitución de la Comisión, que se celebraron ayer, finalmente el Ministerio consideró "conveniente" la presencia del secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, en Honduras, han informado hoy a Europa Press fuentes del departamento que dirige Miguel Angel Moratinos.

El Ejecutivo hondureño contaba con la presencia de Moratinos para los actos de ayer, o al menos, así lo expresó públicamente la ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén de Bográn, quien aseguró que Moratinos asistiría como "invitado especial" a la instalación de la Comisión de la Verdad, junto al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, según informaron los medios de comunicación del país centroamericano.

La Embajada española de Honduras dijo haber recibido esa misma semana la invitación cursada a Moratinos, que transmitieron al Ministerio en Madrid. El jueves pasado, fuentes diplomáticas confirmaron a Europa Press que ni el ministro ni De Laiglesia viajarían a Tegucigalpa para la constitución de la Comisión, si bien señalaron que el Gobierno español saludaba la puesta en marcha de este órgano.

Después de que los medios de comunicación hondureños recogieran extensamente que Moratinos desatendía la invitación que le habían cursado, el embajador español en Tegucigalpa, Ignacio Rupérez, se vio obligado a explicar que si Moratinos no viajaba al país centroamericano era seguramente por cuestiones de agenda. "Estoy seguro, nada más", indicó, según recoge la prensa de ese país.

"España sigue detenidamente la instalación de esta Comisión, ha participado en los trabajos, ha financiado a la Comisión, tiene gran interés en su buen desarrollo, estamos muy interesados, yo voy asistir a la instalación y tenemos enorme interés en esta posición, en su buen desarrollo y en su buen resultado", comentó el diplomático, que añadió que si no fuera así, él no estaría presente en esos actos.

Rupérez también dijo la semana pasada que la UE espera "con los brazos abiertos" al presidente hondureño, Porfirio Lobo, invitado como el resto de líderes iberoamericanos a la cumbre UE-América Latina y el Caribe que se celebrará en Madrid en dos semanas.

Los países miembros de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) amenazaron ayer con no acudir a esa cita por el "malestar mayoritario" que existe entre ellos por la invitación a Lobo.

"No tenemos nada que ocultar, hay un malestar mayoritario (que) impedirá que muchos países de la Unasur asistan a la cumbre de la Unión Europea", afirmó el presidente de Ecuador y el líder pro témpore de UNASUR, Rafael Correa, al término de la cumbre de este bloque celebrada ayer en Argentina.