Finaliza el diálogo nacional liderado por la ONU en Honduras sin un acuerdo para poner fin a la crisis

Protestas en Tegucigalpa
REUTERS / JORGE CABRERA - Archivo
Actualizado 13/12/2018 8:42:32 CET

   MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El diálogo nacional coordinado por Naciones Unidas e instalado en Honduras para hacer frente a la crisis política registrada en el país ha concluido este miércoles sin que las partes hayan llegado a un acuerdo para resolver la situación generada tras las elecciones de 2017, según un comunicado de la ONU.

   En el proceso, que comenzó a finales de agosto, estaban involucrados el Gobierno hondureño, los representantes del Partido Liberal, el Partido Nacional, y el Partido Salvador de Honduras, que firmaron el documento 'Compromiso por Honduras: Reconciliación para Transformar', donde se reflejaba la voluntad de los partidos políticos para "respetar, continuar y comprometerse en la búsqueda y consecución de resultados".

   En febrero, a petición del Gobierno, la ONU envió a Tegucigalpa una misión exploratoria que señaló que era necesario iniciar un diálogo.

   La medida, que fue dirigida por el Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en Honduras, Igor Garafulic, con el apoyo de un equipo de facilitadores, ha contado con el apoyo del Departamento de Asuntos Políticos (DPA).

   "Esperamos que los consensos alcanzados por los participantes en el nivel de las mesas de trabajo del diálogo pueda proporcionar una base para abordar los importantes desafíos que enfrenta Honduras", recoge el texto.

   La secretaria general adjunta Rosemary A. DiCarlo, Jefa del DPA, ha agradecido a los hondureños su confianza en Naciones Unidas. "Al mismo tiempo, se permite agradecer particularmente el valioso apoyo del Embajador de España en Honduras, Guillermo Kirkpatrick de la Vega, que ha facilitado el diálogo.

   Tras las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017 en las que el presidente, Juan Orlando Hernández, fue reelegido, la Alianza de Oposición contra la Dictadura liderada por el opositor Salvador Nasralla no aceptó los resultados, lo que provocó el inicio de una crisis en el país.