Honduras.- La Fiscalía solicita la captura de Zelaya y cuatro de sus ex funcionarios por corrupción y abuso de autoridad

Actualizado 24/02/2010 23:24:01 CET

TEGUCIGALPA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Honduras ha solicitado este miércoles ante el Juzgado de Letras Penal de Tegucigalpa la captura del ex presidente Manuel Zelaya y cuatro de sus ex funcionarios por delitos de corrupción, fraude y abuso de poder.

La jueza Elvira Meza confirmó que en la solicitud de la Fiscalía se pide la captura de Zelaya; los ex ministros de la Presidencia, Enrique Flores Lanza, y de Finanzas, Rebeca Santos, ambos prófugos de la Justicia; del ex viceministro de Finanzas José Antonio Borjas y el ex titular del FHIS César Salgado.

El requerimiento fiscal será analizado por Meza en los próximos tres días en los que deberá decidir si se emitirá o no una orden de captura contra Zelaya, los dos ex ministros y dos ex funcionarios de su Gobierno derrocado el pasado 28 de junio.

Uno de los casos está vinculado con un fraude millonario en el Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS) con el que presuntamente Zelaya logró desviar unas 30 millones de lempiras (1,17 millones de euros) para financiar campañas publicitarias de su Gobierno, de acuerdo a un informe del Tribunal Superior de Cuentas, informó el fiscal contra la Corrupción, Henry Salgado.

En el informe de la Fiscalía cuestiona la legalidad de los decretos de emergencia por los cuales Zelaya autorizó la disposición del dinero al verificar que habían falsificado alguna documentación que permitió desviar los fondos del FHIS a la Casa Presidencial.

La parte acusadora no descarta que el monto se duplique al constatar la existencia de dos decretos que autorizaban la utilización de 30 millones de lempiras.

Esta es la segunda orden de captura contra Zelaya por delitos de corrupción. La primera fue emitida un mes después del golpe de Estado por falsificación de documentos, abuso de autoridad y fraude por la emisión de un decreto con el que dispuso de unos 27 millones de lempiras (1,05 millones de euros), en un hecho en el que también estaría involucrado su mano derecha y ex gerente de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones, Jacobo Lagos.