¿Por qué Honduras y Guatemala no reaccionan a las nuevas medidas migratorias impuestas por México y EEUU?

Publicado 08/07/2019 22:06:08CET
Migrantes hondureños en su travesía hacia Estados Unidos
Migrantes hondureños en su travesía hacia Estados UnidosREUTERS / JOSE CABEZAS - Archivo

   TEGUCIGALPA, 8 Jul. (Notimérica) -

   El Triángulo Norte --formado por Honduras, Guatemala y El Salvador-- está siendo el mayor afectado de este brutal éxodo hacia el territorio estadounidense. Las conversaciones y presiones entre Estados Unidos y México han desencadenado en un acuerdo del que tan solo se ha pronunciado el presidente salvadoreño, Nayib Bukele.

   El Plan de Desarrollo de Centroamérica ha sido el "aro" por el que ha pasado el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para frenar la política arancelaria de su homólogo estadounidense, Donald Trump.

   El acuerdo ha conllevado una serie de acciones que, sin duda, han endurecido la política migratoria de la región centroamericana para contener el flujo.

   Entre estas medidas ha destacado el despliegue de la recién creada Guardia Nacional en la frontera sur del país con Guatemala que repercute también a aquellos que iniciaron su travesía en El Salvador o en Honduras.

   Bukele se reunió con el líder izquierdista mexicano el pasado 20 de junio en Tapachula, México, para anunciar las primeras acciones del Plan de Desarrollo Integral (PDI). Fue entonces cuando se dio a conocer la iniciativa 'Sembrando Vida', un plan para la siembra de árboles frutales y maderables.

   Impulsado por el Gobierno mexicano, este va a destinar 30 millones de dólares procedentes del Fondo de Infraestructura para países de Mesoamérica y el Caribe, aprobado por el expresidente de México Enrique Peña Nieto (2012-2018).

   A pesar de que es un proyecto ambiental, el objetivo es evitar la huida de las miles de personas que habitan en el Corredor Seco Centroamericano (CSC) --el extenso área afectado por el cambio climático-- y que se ven obligadas a emigrar debido a la sequía.

   De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración (INM) de México, la mayor parte de los migrantes centroamericanos proceden de Honduras y Guatemala. Sin embargo, los respectivos mandatarios Juan Orlando Hernandez y Jimmy Morales todavía no se han pronunciado ni posicionado sobre la iniciativa. ¿A qué se debe este silencio por parte de ambos países?

   Uno de los motivos por los que Morales podría no haberse pronunciado al respecto podría ser la proximidad de la segunda vuelta de las elecciones, que se celebrarán el próximo 11 de agosto. El miedo del mandatario guatemalteco podría ser la corrupción que ha marcado su Gobierno, así como determinadas acciones entre las que destaca la negativa a renovar la permanencia del país en la polémica Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

   En esta línea, podrían entenderse los motivos del presidente hondureño. Juan Orlando Hernández ha sido acusado de supuesto lavado de dinero y narcotráfico, según la Agencia de Drogas Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), que le ha causado un aumento de la oposición.

   Por su parte, el excanciller guatemalteco Orellana Rojas ha explicado en declaraciones a 'BBC' que "por eso guardan un silencio sepulcral, y lo van a mantener hasta que puedan salir airosos de esta situación, pero no como gobernantes sino como personas".

Contador