Honduras.- La Iglesia de Honduras denuncia que el narcotráfico "ha permeado" las instituciones del país

Publicado 15/10/2019 17:04:48CET
Migrantes hondureños con una bandera de su país en México
Migrantes hondureños con una bandera de su país en México - REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS - Archivo

Critica a la clase política y reclama que se paralice la entrada en vigor del nuevo Código Penal

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Conferencia Episcopal de Honduras ha publicado un duro comunicado en el que ha criticado a la clase política del país, denunciando la infiltración del narcotráfico en todas las instituciones, y ha reclamado que el nuevo Código Penal no entre en vigor como está previsto el próximo mes de noviembre.

En un comunicado leído este lunes por su portavoz, el padre Juan Ángel López, los obispos hondureños han constatado con "profundo dolor" que la "lacra del narcotráfico" es "una realidad que ha permeado las instituciones" de Honduras, deteriorando con ello la imagen del país.

"Nada de lo que el narcotráfico ha logrado en nuestro país podría haberse alcanzado sin la colusión de los órganos que, por razón de su ser, estaban llamados a defender la vida y proporcionar seguridad a todos", ha lamentado la Iglesia hondureña.

Según los obispos, de buena parte de ello "son culpables los políticos que han pactado con el crimen organizado, olvidando que la ética les obligaba ante todo a velar por el bien común y no por el beneficio personal o los de su grupo". También han acusado a los políticos de "ignorar directamente al pueblo, hablar en su nombre y terminar haciendo pactos que en nada benefician al mismo pueblo".

LO QUE MÁS EXPORTA HONDURAS SON MIGRANTES

Por otra parte, han dicho contemplar "con dolor y pena el viacrucis de tantos hermanos migrantes". "Duele reconocer que lo que más exporta Honduras son seres humanos movidos por la esperanza de una mejor vida y más segura", han lamentado los obispos hondureños, que recuerdan que son muchos los que no alcanzan este sueño y son deportados --más de 87.000 en lo que va de año, resaltan--.

La Conferencia Episcopal ha expresado su pesar por el hecho de que se haya hecho "caso omiso a los reclamos de muchísimas instituciones del país", a los que ha dicho sumarse, para que "no se lleve a cabo" la entrada en vigor del nuevo Código Penal, prevista para el próximo 10 de noviembre.

El nuevo texto crea nuevas figuras delictivas que no estaban contempladas hasta ahora, pero los expertos coinciden en que se suavizan las penas para la mayoría de delitos --incluidos malversación, blanqueo, fraude o secuestro-- lo cual generará mayor impunidad.

Así las cosas, los obispos han sostenido que "es urgente que, junto a toda la ciudadanía, la clase política, empresarial, académica, colegios profesionales, campesinos y obreros, llevemos adelante un proceso de transformación del país que tenga como norte el bien común y su mayor beneficio que es la paz".

En este sentido, apuestan por "una justicia que permita edificar un país con equidad y nos ayude a superar esta página tan dolorosa de la historia patria, empañada por el peso del narcotráfico, la corrupción, la impunidad y el abuso del poder".

"Por eso, hacemos un fuerte llamado a la conciencia de todos los actores involucrados, directa e indirectamente en la presente crisis, para que revisen el valor del sano patriotismo, que debe estar por encima de cualquier interés personal, apego al cargo o intereses de partido", han remachado.

Para leer más