Actualizado 09/08/2015 13:57 CET

OEA actuará como mediadora en las conversaciones entre el Gobierno de Honduras y la Oposición Indignada

TEGUCIGALPA, 8 Ago. (Reuters/EP) -

   La Organización de Estados Americanos (OEA) asumió el sábado como mediador en un diálogo nacional propuesto por el presidente derechista Juan Orlando Hernández, quien intenta calmar la inestabilidad social derivada de escándalos de corrupción.

   El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha nombrado como mediador al diplomático chileno John Biehl, quien tiene experiencia en Centroamérica, en momentos en los que Hernández se enfrenta a protestas multitudinarias lideradas por organizaciones juveniles que exigen su renuncia.

   "La coordinación general del diálogo nacional está en manos del embajador John Biehl. El Gobierno será un participante más en la mesa de diálogo", dijo Hernández en una conferencia de prensa.

   Almagro y Biehl tenían previsto reunirse el sábado con líderes de partidos de oposición y la organización Oposición Indignada, que ha liderado las protestas pidiendo el establecimiento de una comisión internacional contra la impunidad similar la que existe en la vecina Guatemala.

   "La gente en Honduras quiere el fin de la corrupción y clama por transparencia", dijo Almagro.

   Las protestas estallaron después de que Hernández admitiera que unos 150.000 dólares, provenientes de empresas ligadas a un fraude de más de 200 millones de dólares en el estatal Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), fueron a parar a su campaña presidencial.

   Hernández ha rechazado pedir a la ONU la integración de una comisión así, pero sí ha propuesto un diálogo nacional sobre un Sistema Integrado Hondureño de Combate a la Impunidad y la Corrupción (SIHCIC), que prevé la llegada de jueces y fiscales extranjeros para impulsar reformas y fortalecer las instituciones.