Actualizado 05/01/2010 22:25 CET

Honduras.- El subsecretario de EEUU que medió en la crisis llega a Honduras este martes para reunirse con Lobo

Se reunirá el miércoles con Micheletti y Zelaya

TEGUCIGALPA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El subsecretario adjunto estadounidense para el Hemisferio Occidental, Craig Kelly, aterrizó por sorpresa este martes en Honduras para reunirse con el presidente electo, Porfirio Lobo, y el mandatario interino, Roberto Micheletti, y fue recibido por personal de la embajada estadounidense en Tegucigalpa.

El funcionario estadounidense se reunirá esta tarde con el líder del Partido Nacional vencedor en los comicios del pasado 29 de noviembre en el país centroamericano, según confirmaron fuentes cercanas al Gobierno electo al diario hondureño 'Proceso Digital'.

Por su parte, Micheletti confirmó en declaraciones a la prensa que se reunirá este miércoles con Craig a las 10.00 horas (siete horas más en la España peninsular), aunque evitó adelantar asuntos que se tratarán en la cita.

El subsecretario de Estado estadounidense también tiene intención de visitar al mandatario derrocado Manuel Zelaya, expulsado del poder en un golpe de Estado el pasaso 28 de junio y que permanece refugiado en la Embajada brasileña en Tegucigalpa desde que regresó por sorpresa a Honduras el pasado 21 de septiembre, confirmó el diario hondureño.

Se espera que Craig, quien visitó Honduras a mediados de noviembre pasado en un intento por acercar las posturas de Micheletti y Zelaya para suscribir un acuerdo político que permitiera zanjar la crisis política derivada del golpe, dé seguimiento al cumplimiento del denominado Acuerdo Tegucigalpa/San José, firmado por las partes en liza el pasado 30 de octubre.

A pesar de este acuerdo, que entre otros preveía la creación de un Gobierno unitario en Honduras, la celebración de elecciones generales y presidenciales en el país centroamericano en noviembre y la posibilidad de que Zelaya fuera restituido en el cargo hasta cumplir su mandato constitucional si el Congreso lo avalaba, Zelaya llamó a sus seguidores y a la comunidad internacional a rechazar los resultados de los comicios, organizados por "un Gobierno golpista".

El Congreso de Honduras rechazó por abrumadora mayoría el retorno de Zelaya a la Presidencia hasta el próximo 27 de enero, cuando concluye su mandato constitucional, algo que no votó hasta el 2 de diciembre.

El presidente electo Lobo ha apelado en reiteradas ocasiones a la necesidad de impulsar la amnistía política y la reconciliación nacional a través de un Gobierno unitario.

La elecciones en Honduras han dividido a los países de ambos continentes americanos entre el grupo encabezado por Estados Unidos y que junto a otros como Costa Rica, Panamá y Colombia defendió reconocer los comicios en Honduras y al Gobierno de Lobo para superar la crisis en Honduras, frente al bloque de países capitaneados por Brasil que rechazó reconocer las elecciones, apoyado por Chile, Venezuela, Cuba, Ecuador, Uruguay, Paraguay y Guatemala entre otros.

Estados Unidos y Brasil han tratado de superar sus diferencias patentes sobre Honduras. Ambos Gobiernos se han comprometido a impulsar un diálogo permanente que permita contribuir al fin de la crisis en el país centroamericano y precisó que ambos están de acuerdo en la necesidad de permitir la salida segura del presidente derrocado Manuel Zelaya del país y, por otra parte, la salida del presidente 'de facto', Roberto Micheletti, de la escena política para permitir la reconciliación nacional.

Así lo confirmó a mediados de diciembre el asesor de Lula para Asuntos Internacionales, Marco Aurelio García, tras reunirse con el secretario adjunto estadounidense para el Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela.