Publicado 13/03/2020 16:59:08 +01:00CET

Honduras.- El Supremo de Honduras ordena repetir el juicio contra la mujer del expresidente Lobo, condenada a 58 años

La exprimera dama de Honduras Rosa Elena Bonilla, esposa del expresidente Porfirio Lobo
La exprimera dama de Honduras Rosa Elena Bonilla, esposa del expresidente Porfirio Lobo - YOUTUBE - Archivo

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Honduras ha ordenado este viernes por unanimidad que se repita el juicio contra la antigua primera dama Rosa Elena Bonilla, mujer del expresidente Porfirio Lobo y que fue condenada en 2019 a 58 años de cárcel por apropiación ilícita y fraude.

"Los magistrados mandan a que el Tribunal de Sentencia en materia de corrupción celebre de nuevo el juicio contra la señora Rosa Elena Bonilla de Lobo, acusada de coautora de apropiación indebida en perjuicio del Estado de Honduras", ha anunciado el portavoz de la CSJ, Carlos Silva.

"Para esto, los magistrados han referido que esta resolución sea enviada a su lugar de origen, así como a la Corte de Apelaciones en materia de corrupción", ha precisado, según informa el diario local 'La Prensa'.

El fallo se produce después de que los abogados de la antigua primera dama hubieran alegado "quebrantamiento de forma, que es uno de los tres motivos de casación penal al que se puede recurrir", ha explicado el portavoz, argumento que ha sido aceptado por los magistrados.

El abogado de Bonilla, Juan Carlos Verganza, ha celebrado que la Sala de lo Penal les haya dado la razón pero, ha advertido, "esto no significa que queda absuelta" sino que el juicio queda anulado y deberá repetirse "con nuevos jueces". Además, "la Sala de lo Penal deja por sentado que no existe delito de malversación de caudales público ni lavado de activos", ha añadido el letrado.

La esposa del expresidente Lobo fue señalada por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) de haber sustraído de forma irregular algo más de 12 millones de lempiras (unos 500.000 euros) de la cuenta de la oficina del Despacho de la Primera Dama para transferirlo a una cuenta personal cuatro días antes que el mandatario entregara la Presidencia el 27 de enero de 2014. Además, según la MACCIH, creó una red de lavado de activos que movió 94 millones de lempiras con 70 cheques girados a unas nueve personas entre 2011 y 2015.

Bonilla fue detenida en febrero de 2018 en su residencia y el Tribunal en Materia de Corrupción la declaró culpable en 2019 de tres delitos de apropiación indebida y ocho de fraude en contra del Estado de Honduras.

Contador