HRW alerta sobre un posible retroceso de los DDHH en Brasil si Bolsonaro cumple las "barbaridades" que ha dicho

Publicado 12/02/2019 9:14:31CET
REUTERS / ARND WIEGMANN

   MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Jair Bolsonaro ganó la Presidencia de Brasil en las elecciones celebradas el pasado mes de octubre "con un discurso abiertamente anti Derechos Humanos" que preocupa a Human Rights Watch (HRW) por el "enorme riesgo" de que el líder ultraderechista traduzca en políticas públicas las "barbaridades" que ha dicho.

   "Es la primera vez en mucho tiempo que un candidato extremista y con un discurso abiertamente anti Derechos Humanos gana una elección en un país importante de la región", ha señalado la investigadora de HRW para las Américas, Tamara Taraciuk, en una entrevista concedida a Europa Press.

   "A nosotros nos preocupa muchísimo el discurso de Bolsonaro en materia de Derechos Humanos", ha declarado. Como ejemplo, ha mencionado su intención de "aumentar la cantidad de jueces en la corte suprema para nombrar jueces al más alto tribunal" o "limitar la publicidad oficial en los medios críticos con su Gobierno".

   Una de sus primeras medidas, ha señalado, "fue aprobar un decreto ejecutivo que permite supervisar el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil". "Está bien regular el trabajo de las ONG, pero la posibilidad de supervisar por parte de la autoridad qué es lo que hacen, sumado a limitar la independencia judicial y a un discurso anti prensa independiente, es extremadamante preocupante", ha considerado.

   "En seguridad pública también habla de barbaridades", ha apostillado Emma Daly, directora de Comunicación de HRW. En su caso, se ha referido a otro decreto ejecutivo que facilita la compra, el registro y la tenencia de armas de fuego, en un país que en 2017 batió récord de homicidios, con una media de siete por hora, y a los planes de Bolsonaro de "mandar a los soldados a la calle". Eso "nunca sale bien", ha avisado.

   Taraciuk también observa con preocupación la decisión de poner en manos del Ministerio de Agricultura las cuestiones relativas a tierras indígenas, lo que, según han denunciado las organizaciones de defensa del medio ambiente, implicaría pasar de la anterior perspectiva de Derechos Humanos a una de explotación comercial.

   A este respecto, la experta de la ONG ha recordado que, conforme al Derecho Internacional, los pueblos originarios "tienen ciertos derechos sobre sus tierras ancestrales". Así, tiene que haber una consulta previa sobre el uso de esos terrenos, "que no es necesariamente incompatible con la explotación comercial", ha precisado.

   A ello hay que añadir las "posturas personales" de Bolsonaro en temas como los derechos de los homosexuales y de las mujeres. El ya presidente brasileño ha llegado a decir que si un hijo "empieza a ser 'gay'" hay que darle "un buena tunda" para corregirlo y que su hija fue "una debilidad" después de tener cuatro hijos. "Son muy problemáticas y es un riesgo enorme que eso se traduzca en políticas públicas", ha alertado Taraciuk.

Para leer más