Publicado 30/04/2021 11:48CET

HRW condena una resolución que impediría una investigación contra el presidente ceilandés por crímenes contra los DDHH

Archivo - El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa
Archivo - El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa - Pradeep Dambarage/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La organización internacional Human Rights Watch, especializada en el seguimiento de la situación de los Derechos Humanos en el mundo, ha pedido al Parlamento de Sri Lanka que rechace una resolución procedente del Ejecutivo y que supondría la exoneración de numerosos familiares y aliados del presidente del país, Gotabaya Rajapaksa, de acusaciones sobre casos de asesinatos, torturas y desapariciones, en algunos de los cuales estaría incluso implicado el propio mandatario.

La resolución supondría la aplicación de las recomendaciones de la llamada Comisión para la Investigación de Alegaciones de Victimización Política, un organismo que HRW considera un títere de las autoridades, creado por el propio Rajapaksa el año pasado y que desde su aparición no ha hecho más que "obstaculizar y descarrilar" las investigaciones del presidente y sus aliados puestas en marcha por la anterior administración para investigar la época en la que Rajapaksa ejercía como ministro de Defensa del país.

HRW denuncia una retahíla de intoxicaciones por parte de la mencionada comisión durante las investigaciones contra el presidente y su círculo de aliados hasta el punto de que ha llegado a amenazar con emprender medidas contra los investigadores de los delitos contra los Derechos Humanos , como los antiguos inspectores de la División Criminal Shani Abeysekara y Nishantha Silva.

Entre estos casos, HRW cita nada menos que los secuestros y asesinatos de hombres y jóvenes por parte de presuntos miembros de los servicios de Inteligencia de la Marina ceilandesa como parte de una conspiración para enriquecerse a cambio de sus posibles rescates. Fueron acusados 14 oficiales, retirados o en activo, pero su juicio fue suspendido precisamente por la intervención de esta comisión.

Otros casos incluyen el secuestro y tortura en 2008 de un periodista, Keith Noyahr; el asesinato en 2009 de un editor de un periódico, Lasantha Wickrematunge; la desaparición en 2010 de un periodista, Prageeth Ekneligoda, y la masacre de la prisión de Welikada de 2012.

"En todos estos casos, las pruebas presentadas ante el tribunal por la policía han implicado a Gotabaya Rajapaksa, quien era secretario de Defensa en ese momento, en los crímenes", denuncia HRW antes de avisar una vez más que esta resolución no solo "absolvería a los sospechosos" sino que, encima, "iniciaría procesos contra la Policía, los fiscales y los testigos de estos casos bajo la presunción de que se habrían inventado las pruebas".

Por todo ello, el director para el sureste de Asia de Human Rights Watch, Meenakshi Ganguly, califica de "descarados" los esfuerzos para ayudar "a su familia y a sus aliados", sin "reparar en ningún tipo de tentativas para encubrir estos crímenes tan graves, entre ellos los que está implicado".

Contador