Publicado 06/11/2020 22:37CET

HRW denuncia que cuatro periodistas detenidos "arbitrariamente" por los huthis en Yemen se enfrentan a la pena de muerte

Combatientes huthis durante su retirada del puerto de Salif, en Hodeida
Combatientes huthis durante su retirada del puerto de Salif, en Hodeida - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este viernes que cuatro periodistas detenidos "arbitrariamente" por las autoridades huthis en Yemen desde 2015 se enfrentan a la pena de muerte y reciben una atención médica "inadecuada".

El organismo ha explicado que el 11 de abril de este año, el Tribunal Criminal Especializado en Saná, controlado por los huthis, sentenciaron a los cuatro periodistas --Abdul Jaleq Amran, Akram al Walidi, Hareth Humaid y Tawfiq al Mansuri-- a pena de muerte, después de un juicio que HRW ha tachado de "falso".

Según la ONG, los cargos de "traición" y "espionaje para Estados extranjeros" emitidos contra los periodistas estaban "motivados políticamente", debido precisamente a su trabajo.

Las autoridades huthis arrestaron a Amran, Al Walidi, Humaid y Al Mansuri junto a otros cinco periodistas el 9 de junio de 2015, en una redada llevada a cabo en un hotel en Saná.

Se encontraban allí trabajado, porque el hotel era una de las pocas ubicaciones de la ciudad con internet y electricidad, según han relatado a HRW los familiares de los periodistas. Los otros cinco fueron liberados como parte de un trato de intercambio alcanzado con el Gobierno reconocido de Yemen, pero los huthis rechazaron liberar a los condenados a pena de muerte.

"Desde su detención, incluso antes de la pandemia de la COVID-19, los periodistas únicamente han tenido visitas familiares irregulares y restringidas, falta de acceso a asistencia legal y atención médica inadecuada", ha censurado HRW.

"Las autoridades huthis deben anular inmediatamente las sentencias a pena de muerte y liberar incondicionalmente a los periodistas", ha remachado la ONG.

Las fuerzas leales al Gobierno yemení, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014, en una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.

El conflicto ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria.

Contador