Publicado 21/04/2020 5:13:50 +02:00CET

HRW pide una investigación imparcial por la muerte de un hombre tras ser interrogado por militares en Tailandia

Tailandia.- HRW pide una investigación imparcial por la muerte de un hombre tras
Tailandia.- HRW pide una investigación imparcial por la muerte de un hombre tras - Chaiwat Subprasom/SOPA Images vi / DPA - Archivo

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha pedido este martes a las autoridades de Tailandia que investiguen "de manera pronta e imparcial" las supuestas torturas que una unidad antidroga habría cometido contra dos personas, una de las cuales murió bajo custodia militar, en la provincia de Nakhon Phanom, en el este del país, el 17 de abril de 2020.

"Los soldados tailandeses que torturaron a estos dos hermanos, matando a uno de ellos, solo se podrán enfrentar a la justicia por este horrible crimen si hay una investigación independiente e imparcial", ha denunciado el director de HRW para Asia, Brad Adams.

De acuerdo con HRH, Yutthana Saisa, de 33 años, murió durante el interrogatorio al que fue sometido a causa de las heridas que sufrió estando bajo custodia militar. Su hermano Natthapong Saisa, de 29 años, es la otra persona que habría sufrido las torturas.

"El Gobierno de Tailandia debería darse cuenta de que los militares no deberían estar aplicando leyes civiles y tendrían que poner fin a su autoridad para realizar redadas en operaciones contra las drogas", ha apuntado Adams.

El Ejército tailandés, ha recordado la ONG, ha sido señalado en numerosas ocasiones por haber cometido "arrestos arbitrarios" y "torturas" durante sus operativos contra el tráfico de drogas en el país.

TORTURADOS DURANTE LOS INTERROGATORIOS

De acuerdo con el superviviente del interrogatorio, el 17 de abril de este año siete militares irrumpieron en su hogar en la aldea de Ban Yangkham y le acusaron tanto a él como a su hermano de vender metanfetamina.

Ambos, ha contado, fueron interrogados por separado, y golpeados durante una hora. Él sufrió lesiones en el pecho, varios cortes y hematomas, así como dos costillas rotas.

Su hermano, sin embargo, fue trasladado al hospital tras perder el conocimiento en dependencias del Ejército. Según la autopsia, murió a causa de graves lesiones cerebrales y torácicas.

Desde el golpe militar en 2014, el Ejército tailandés ha participado activamente en operaciones antidroga por todo el país, gracias a la orden emitida en 2015 por el primer ministro, Prayuth Chan Ocha, la cual otorga amplios poderes al personal militar para llevar a cabo estos operativos.

La ONG ha denunciado que se llevan a cabo sin supervisión judicial y garantías efectivas contra los abusos y las violaciones de los Derechos Humanos.

"Este caso de tortura es una prueba importante para que el Gobierno de Tailandia demuestre que está comprometido con el respeto de los derechos básicos de las garantías judiciales de aquellas víctimas de violaciones graves de los Derechos Humanos", ha dicho Adams.

"El Gobierno tailandés debería sacar a sus militares del control de drogas para que ninguna familia sufra tal brutalidad en el futuro", ha insistido el director de HRW para Asia.