Publicado 07/08/2015 00:20CET

Una huelga en reclamo de mejoras salariales paraliza Uruguay

MONTEVIDEO, 7 Ago. (Reuters/EP) -

Uruguay ha estado prácticamente paralizada este jueves, sin transporte público, servicios de salud ni actividad comercial, industrial o educativa por la mayor huelga general en el país en los últimos siete años en reclamo de mejoras salariales.

En Montevideo, la capital donde vive el 40 por ciento de los 3,3 millones de habitantes de la nación sudamericana, las calles estaban casi sin gente en un reflejo de la alta adhesión, según la Mesa Ejecutiva de la central sindical Pit-Cnt, que reúne a todos los gremios y que convocó a la huelga de 24 horas.

La paralización, que abarcó a los mercados financieros y llevó al Banco Central a no operar el sistema central de liquidación, también se evidenció en otras ciudades del interior del país, de acuerdo a las informaciones de medios locales.

La huelga, que termina a las 12 de la medianoche (hora local), es la más grande y prolongada desde el 2008, cuando transcurría el primer mandato del actual presidente Tabaré Vázquez, a quien los sindicatos exigen una indexación de los salarios e incentivos a la inversión pública, en un contexto de desaceleración económica.

"No vamos a firmar ningún convenio colectivo ni en el sector público ni en el sector privado que no tenga un correctivo por año, que no asegure la no pérdida salarial", ha explicado el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira.

Desde el Poder Ejecutivo no se han producido comentarios sobre la huelga y más bien el presidente y sus ministros se dedicaron a estructurar un presupuesto quinquenal austero, que deberá tener en cuenta un déficit fiscal de un 3,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Uruguay, además, debe hacer frente a una inflación de un 9,02 por ciento en el año móvil a julio, que supera el techo del rango meta de 7 por ciento del banco central.

"Hoy habló la sociedad en adhesión y sintonía con los planteamientos del movimiento obrero, la pelota ahora está en la cancha (...) del Poder Ejecutivo que debe anunciar cosas buenas para los trabajadores, porque si le va bien a los trabajadores, le va bien al país", ha sentenciado el secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala.