Publicado 10/02/2021 14:38CET

Hungría.- Bruselas contacta con Hungría para garantizar la actividad de la última radio independiente

Viktor Orban
Viktor Orban - 2020 GETTY IMAGES / GABRIEL KUCHTA - Archivo

BRUSELAS, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha mostrado este miércoles su preocupación por el cierre de la última emisora de radio independiente en Hungría, tras perder su licencia, y ha señalado que está en contacto con las autoridades nacionales para asegurar que la cadena puede mantener las emisiones.

Después de que un tribunal de Budapest dictaminara el cierre de Klubradio, que tendrá que dejar de emitir este domingo, Bruselas ha insistido en que este episodio "agrava" la situación de los medios de comunicación en Hungría.

"Estamos en contacto con las autoridades para asegurar que la radio puede operar legalmente, estudiaremos las implicaciones de la decisión en la normativa europea y no dudaremos en tomar acciones, si fuera necesario", ha indicado el portavoz de Justicia de la Comisión, Christian Wigan, en rueda de prensa.

Según ha reivindicado, los medios tienen que poder trabajar "libre e independientemente" en toda la UE. "El pluralismo mediático está en el corazón de cualquier sistema democrático", ha insistido el portavoz comunitario.

El asunto de Klubradio se suma a las preocupaciones previas de Bruselas por la libertad de prensa en Hungría, algo que ya apuntó en su informe anual sobre Estado de Derecho de la UE el pasado septiembre.

Por su lado, el Gobierno húngaro aduce que la emisora ha cometido numerosas irregularidades y su cierre no obedece a cuestiones políticas ni a una intervención del Gobierno de Viktor Orban.

"El Gobierno no tiene el derecho, el deseo, ni la posibilidad de interferir en las disputas legales entre actores del mercado privado, la autoridad de los medios y los tribunales. Esto es lo que se llama Estado de Derecho", ha señalado en una tribuna de prensa el secretario de Estado de Relaciones Internacionales húngaro, Zoltan Kovacs.

El colaborador de Orban ha subrayado que la radio cometió seis infracciones en las reglas de emisión en los pasados siete años y ha sido multada dos veces por distintas irregularidades. "Una de las infracciones fue emitir sin licencia en 2014", ha alegado.

Unas 500.000 personas escuchan Klubradio, cuya emisión ya se había limitado al área de Budapest después de que Orban llegara al poder en 2010. El fallo judicial ha sido criticado por la comisionada para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, quien ha lamentado que el cierre supone "silenciar otra voz" en Hungría.